Tráfico | T 34° H 70%

Mundo

Van Rompuy prosigue los contactos con los grupos políticos sobre el nuevo presidente de la CE

WUNI News
06/15/2014 4:30 AM

Bruselas, 15 jun (EFE).- El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, avanza en las consultas con los grupos políticos sobre la designación del próximo presidente de la Comisión Europea (CE), que logre el apoyo de la Eurocámara y consiga evitar así una crisis institucional.

Van Rompuy celebró esta semana reuniones con los diferentes grupos políticos representados en el Parlamento Europeo para hablar del futuro jefe del Ejecutivo comunitario tras las elecciones europeas del pasado 25 de mayo.

Según el Tratado de Lisboa, los líderes de los Veintiocho, que son los encargados de proponer a un candidato para ese puesto por mayoría cualificada, deben “tener en cuenta” los resultados electorales a la hora de realizar su propuesta.

Después, el Parlamento Europeo puede respaldar o rechazar en sesión plenaria el nombre que los jefes de Estado y de Gobierno pongan sobre la mesa.

Está previsto que esa votación se produzca en la segunda sesión de la nueva legislatura, en la tercera semana de julio, después del pleno constitutivo de la nueva Eurocámara fijado para el próximo día 1 en Estrasburgo (Francia).

El presidente del grupo Popular Europeo en la Eurocámara, Manfred Weber, ya advirtió en su entrevista con Van Rompuy que existe el riesgo de que se produzca una “crisis institucional” en la UE en el caso de que los líderes no propongan al candidato designado por su partido, el ex primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, en tanto que el PPE fue la fuerza más votada en los comicios.

Además, el candidato socialdemócrata en las elecciones europeas, el alemán Martin Schulz, ha ofrecido crear una gran coalición entre su partido y el PPE para que Juncker sea el próximo presidente de la Comisión Europea y atender así a lo que dice el Tratado de Lisboa sobre la necesidad de escuchar la voluntad expresada en las urnas.

Los líderes “saben perfectamente que sólo hay un candidato que puede tener la mayoría en la votación en el Parlamento Europeo en julio”, indicaron hoy a Efe fuentes parlamentarias, que agregaron que, “lo demás significaría abrir una crisis institucional” dado que la Eurocámara rechazaría a otros candidatos, especialmente si son nombres que no han participado en el proceso electoral.

Si el candidato no lograse el respaldo de la mayoría de los eurodiputados, el Consejo tendría que proponer en el plazo de un mes, por mayoría cualificada, a un nuevo candidato que sería elegido por el Parlamento por el mismo procedimiento.

“Sólo hemos dicho que propongan a Juncker, no contemplamos otra alternativa”, subrayaron las fuentes.

Esa teoría la reforzó un alto funcionario comunitario, para quien “se debe designar a Juncker” en tanto que el PPE ha sido el grupo político que más apoyos ha tenido en las elecciones europeas y porque era el candidato propuesto para ese puesto por su partido.

Las dudas sobre la designación de Juncker han surgido por el rechazo manifiesto del Reino Unido, acompañado de otros países como Suecia u Holanda, y pese al apoyo de Alemania.

El primer ministro británico, David Cameron, conservador que no pertenece a la familia política del PPE, expuso este viernes en un artículo para varios diarios europeos como el belga Le Soir y el alemán “Süddeutsche Zeitung” sus argumentos para rechazar al político luxemburgués.

Cameron explica en ese artículo que los grandes grupos parlamentarios “se presentaron a las elecciones con candidatos a la presidencia de la CE y acordaron entre bambalinas apoyar juntos al candidato del partido más votado”, en tanto que los tratados dejan claro que corresponde a los líderes proponer el nombre del candidato, eso sí, tras considerar el resultado de los comicios.

“Jean-Claude Juncker no estaba en ninguna parte en las papeletas electorales. Ni siquiera en Alemania -donde la idea de los candidatos tuvo más difusión- más de un 15 % de la población sabía que Juncker era candidato. Los ciudadanos que fueron a votar querían elegir sus eurodiputados, no al presidente de la CE”, consideró.

Mientras continúan los contactos entre países para vislumbrar cuál será el candidato que proponga el Consejo Europeo para presidir la Comisión, los grupos políticos tienen previstas reuniones de trabajo en la semana en la que se celebrará la próxima cumbre de líderes de la Unión, fijada para los días 26 y 27 de junio.

Las formaciones políticas de la Eurocámara intentarán en esos encuentros afinar el programa que pedirán cada una de ellas al próximo presidente comunitario, dijeron fuentes parlamentarias.