Tráfico | T 90° H 46% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Latinoamérica

Confirman que el crecimiento en Chile será menor a la proyección del Gobierno anterior

WUNI News
06/16/2014 6:30 PM

Santiago de Chile, 16 jun (EFE).- El Gobierno de Chile dijo que el Informe de Política Monetaria (Ipom) difundido hoy por el Banco Central, que rebajó las estimaciones de crecimiento para 2014, a un rango de entre 2,5 % y un 3,5 %, confirma que la expansión económica será menor a la que había proyectado el Gobierno anterior.

“Este diagnóstico que entregó el Banco Central es claramente una materia que está siendo confirmada también por las expectativas del mercado, que están de una u otra manera ancladas a que la economía chilena va a crecer en torno a 3 % durante 2014″, afirmó el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

El instituto emisor de Chile redujo en medio punto su previsión de crecimiento de la economía del país en 2014, a un rango de entre un 2,5 % y un 3,5 %, según el Informe de Política Monetaria (Ipom) presentado por su presidente, Rodrigo Vergara, ante la Comisión de Hacienda del Senado.

El de hoy fue el segundo recorte que hace el Banco Central de su previsión de crecimiento para 2014 en lo que va del año, tras haberla reducido el pasado marzo en un cuarto de punto, a un rango de entre un 3,0 % y un 4,0 %.

Arenas indicó que en julio el ministerio entregará sus estimaciones actualizadas ante la Comisión Especial Mixta de Presupuesto.

“Con la información que ha estado corriendo en el año, hay un ajuste claramente a un crecimiento un tanto menor respecto de lo que se estaba esperando meses atrás”, añadió.

El titular de Hacienda recordó que tras el crecimiento de 2,6 % del primer trimestre, en un diagnóstico preliminar “habíamos dicho que íbamos a ir de menos a más y eso se mantiene”.

“Es decir, de 2,6 % vamos a ir a más y a fines de año se espera estar por sobre el 3 %. Con bastante cautela, seguiremos el desenvolvimiento de las distintas variables macroeconómicas de la economía”, subrayó.

Cuando se le consultó por el crecimiento de 4,9 % que había proyectado el Gobierno de derechas de Sebastián Piñera para este año, aseguró que “ya en octubre de 2013 dijimos que era una sobrestimación respecto de lo que ya esperaba el mercado para 2014″.

“Los supuestos con los que se construyó la Ley de Presupuesto 2014 hablaban de un 4,9 % y ahora estamos hablando de crecer en torno a 3 % en 2014″, apuntó.

Indicó que cuando se sobrestiman las proyecciones de crecimiento económico, ocurre lo mismo con los ingresos que recibe el Estado.

“Ya lo he dicho en la Comisión Especial Mixta de Presupuestos lo que eso significa en términos de tener menos ingresos efectivos este año y, por tanto, nosotros informaremos en esta instancia cómo financiaremos el gasto”, agregó.

Recordó que cuando la economía crece menos, la política fiscal “es acíclica y, por tanto, mantiene su capacidad de gasto, de inversión pública y en eso estamos abocados”, puntualizó

La economía chilena pasa desde el año pasado por un ciclo de desaceleración, provocado por una caída en el precio del cobre, su principal producto de exportación, unida a la debilidad de las economía internacional, que ha repercutido en sus ventas al exterior.

En ese contexto, según el informe del Banco Central, la actividad y la demanda interna han continuado desacelerándose y a la caída de la inversión, se sumó un menor desempeño del consumo privado, mientras la inflación ha aumentado hasta un 4,7 % interanual en mayo.

El informe prevé que la demanda interna crecerá un 1,7 % y el consumo total un 3,4 % este año.

La inflación está por encima del rango meta establecido por el emisor, de entre un 2,0 % y un 4,0 % para un horizonte de dos años.

Según el instituto emisor, se trata de “un hecho transitorio” y la inflación “retornará al 3,0 % interanual, dentro del horizonte habitual de política monetaria”.

En ese contexto, recuerda el emisor que ha mantenido la Tasa de Política Monetaria en el 4,0 anual y mantiene su decisión de introducir recortes adicionales “de acuerdo con la evolución de las condiciones macroeconómicas y sus implicaciones para las perspectivas inflacionarias”.