Tráfico | T 73° H 90%

Economía | Latinoamérica

A Uruguay le asiste “el derecho y la razón” si Argentina va a la Haya por UPM

WUNI News
06/17/2014 1:17 PM
Actualizada: 06/17/2014 6:11 PM

Montevideo, 17 jun (EFE).- A Uruguay le asiste “el derecho y la razón” para sostener la autorización que dio para el incremento de producción de la papelera UPM ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) en caso de que Argentina decida recurrir a ese tribunal por este caso, afirmó hoy el canciller Luis Almagro.

En declaraciones a la emisora El Espectador, el ministro, señalado como único portavoz del tema por el Gobierno uruguayo, defendió también los deseos de su país de negociar con Argentina por el asunto sin olvidar eso sí “que los intereses de Uruguay tienen ciertas urgencias”.

“Si hay que ir a La Haya nosotros siempre dijimos que nos asiste derecho y razón suficiente como para contestar adecuadamente y como para sostener el mantenimiento de la planta en su lugar y este aumento de producción. Tenemos suficiente derecho en nuestras espaldas como para saber que hemos tomado las decisiones correctas”, subrayó el ministro.

Almagro señaló además que la autorización para un alza en la producción de UPM en 100.000 toneladas anunciado el pasado viernes, que suscitó una nueva crisis con Argentina por la polémica planta papelera, siempre fue un tema “que estuvo planteado” y que era “el camino natural” toda vez que la empresa cumpliera con las exigencias ambientales planteadas por Montevideo.

En cuanto a la revisión de las relaciones bilaterales anunciada por Argentina por esta autorización que consideró “unilateral” e “inamistosa”, Almagro dijo esperar que resulte en algo “bastante obvio”: la importancia de mejorar las relaciones.

“Para nosotros, como para ellos, es muy importante tener cada vez más y mejor comercio, puertos, cooperación en términos de educación y ciencias y de seguridad, además de turismo recíproco y no menos en nada de esos aspectos, eso sería el resultado lógico de la revaluación”, indicó el ministro.

Almagro se refirió así a las quejas más habituales del Gobierno uruguayo hacia decisiones unilaterales de Argentina que afectan a sus intereses, como las dificultades que impone al turismo, su negativa a dragar partes del Río de la Plata o la imposición de restricciones aduaneras a productos uruguayos.

El canciller sin embargo no se refirió a las palabras de su colega argentino Héctor Timerman, quien señaló que desde su punto de vista ya “se agotaron todas las posibilidades de seguir negociando” con Uruguay por este asunto.

Almagro acudirá el próximo miércoles al Senado para dar explicaciones acerca de la crisis con Argentina, que se opone vehementemente a la papelera desde su construcción en 2005.

La instalación de la planta de UPM, ubicada en la localidad de Fray Bentos frente a la argentina Gualeguaychú, fue motivo del peor conflicto en décadas entre ambos países por el bloqueo que ambientalistas argentinos mantuvieron durante varios años en el puente fronterizo.

Por este enfrentamiento, Argentina recurrió en 2006 al tribunal de La Haya, que en 2010 determinó que la planta no contaminaba, pero que Uruguay no había informado debidamente a su vecino sobre los detalles de la construcción.

El fallo ordenó, además, crear una comisión conjunta para vigilar y controlar la contaminación en el entorno de UPM.