Tráfico | T 33° H 54%

Economía | Nacionales

Congresistas critican con dureza a GM por el defecto del sistema de ignición

WUNI News
06/17/2014 3:12 PM
Actualizada: 06/18/2014 4:02 PM

Washington, 18 jun (EFE).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, se enfrentó hoy a una dura sesión de preguntas y críticas en el Congreso estadounidense sobre las acciones de la compañía en relación al defecto del sistema de ignición que ha causado al menos 13 muertos en Norteamérica.

Barra compareció hoy junto con el ex fiscal general de Estados Unidos Anton Valukas, autor del informe interno que identificó los problemas en General Motors que provocaron el retraso en la llamada a revisión, ante el comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, en Washington.

La ejecutiva de la empresa inició su comparecencia con una declaración en la que aseguró querer que “esta terrible experiencia quede grabada permanentemente en nuestras memorias colectivas”.

“Esto no es sólo un problema empresarial. Este es un problema trágico que nunca debería haber sucedido. Y nunca debería suceder de nuevo”, testificó Barra.

Pero los representantes dejaron claro su desconfianza hacia la compañía y su enfado con las acciones del fabricante de automóviles que en lo que va de año ha llamado a revisión 20 millones de vehículos en todo el mundo.

“Me resulta muy inquietante y francamente devastador para ustedes, para GM, para la gente de Michigan que viven y están orgullosos de nuestro sector del automóvil”, afirmó el republicano Fred Upton, presidente del comité.

Upton reveló un correo electrónico en el que una empleada de GM, Laura Andrés, advirtió en 2005 a la compañía que el Chevrolet Impala 2006 tenía problemas con el sistema de ignición.

Precisamente el lunes, este modelo fue llamado a revisión en una iniciativa que afecta a 3,16 millones de vehículos, por el mismo defecto en el sistema de ignición que en febrero provocó la llamada de 2,6 millones de unidades, lo que inició la actual crisis de la compañía.

La comunicación de Andrés sirvió a Upton para preguntar a Barra cómo puede cambiar la cultura de GM simplemente con el despido de 15 empleados y no con una reforma estructural más profunda.

Por su parte, la demócrata Diana DeGette criticó el informe de Valukas, que Barra ha calificado de “devastador” por los fallos que ha revelado en el funcionamiento de la compañía pero que también absolvió a los principales ejecutivos de la empresa al señalar que nunca fueron informados de los problemas con el sistema de ignición.

“Que los más altos ejecutivos de GM puedan no haber tenido el conocimiento sobre un defecto que ha causado más de una docena de muertes es francamente alarmante y no les absuelve de la responsabilidad por esta tragedia”, dijo DeGette.

La representante demócrata añadió que “ahora necesita demostrar al público estadounidense que los cambios que ha anunciado resolverán los antiguos problemas de GM”.

La crisis del sistema de ignición se inició en febrero cuando GM llamó a revisión 2,6 millones de vehículos afectados por un defecto que permite que la llave de encendido se coloque de forma inesperada e involuntaria en posición de apagado cuando el vehículo está en funcionamiento.

El apagado del motor también desactiva una serie de sistemas de los vehículos afectados, incluido los airbag.

Documentos de GM han revelado que la compañía conocía la existencia del defecto desde hace una década, pero a pesar de ello ignoró el problema hasta este año.

Barra, que llegó al puesto el pasado 15 de enero, dijo a los congresistas no temer “a la verdad” y que es el momento de “insistir en la total responsabilidad y asegurar que información vital es compartida en todas las funciones de nuestras compañía”.

“Somos una buena compañía pero podemos y debemos ser mucho, mucho mejor. Ese es mi enfoque y mi promesa a ustedes, nuestros empleados, nuestros clientes, nuestros accionistas y el pueblo estadounidense”, terminó señalando Barra.

Bajo presión de los congresistas, Barra reconoció que el programa de compensación que GM está preparando para indemnizar a los afectados por el defecto sólo cubrirá a las familias de los fallecidos y las personas “con graves lesiones”, lo que excluye a los heridos leves o los que reclaman pérdidas económicas.

Barra también reveló que Ken Feinberg, quien está a cargo de poner en marcha el programa de forma independiente a la compañía, ha entregado a GM un borrador de los parámetros que guiarán el programa.

La consejera delegada de GM añadió que Feinberg revelará los detalles del programa a finales de este mes.