Tráfico | T 75° H 87%

Latinoamérica

Correa denuncia un “atentado” a los derechos de Assange, asilado en la embajada en Londres

WUNI News
06/17/2014 10:59 PM
Actualizada: 06/18/2014 1:31 AM

Quito, 18 jun (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, denunció el “atentado” a los derechos humanos que representa el encierro en la embajada de Ecuador en Londres del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien el próximo jueves cumplirá dos años asilado en esa misión diplomática.

“Están atentando contra los derechos humanos de una persona”, dijo el mandatario en un encuentro con periodistas en Guayaquil (suroeste), donde recordó que Assange vive “encerrado en pequeñas habitaciones” y “tal vez” solo recibe la luz del sol “media hora cuando se asoma a un balcón”.

Assange permanece en la embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio de 2012 y si abandona ese lugar las autoridades británicas, advierten de que le detendrán para entregarlo a las suecas, que le reclaman por supuestos delitos sexuales.

Además, el Ejecutivo del Reino Unido se niega a entregarle un salvoconducto para que pueda salir de su encierro, por lo que el periodista australiano se niega a abandonar las instalaciones por temor a ser extraditado a Suecia y acabar finalmente en EE.UU., donde se le reclama por las filtraciones de cables diplomáticos efectuadas en 2010.

Correa reiteró este martes que “la solución está en manos de Suecia, de Gran Bretaña. A nosotros (Ecuador) no nos hacen daño”, dijo.

Y recordó que el activista “no está acusado”, aunque tiene que ser interrogado, lo que se podría hacer por vídeo conferencia o en la embajada, de lo cual hay precedentes.

El mandatario, quien subrayó la “prepotencia imperial” existente en este caso, comentó que el fiscal sueco que se encarga de la investigación no quiere utilizar estos procedimientos para obtener la declaración de Assange y recordó que “un fiscal anterior había archivado el caso”.

“Imaginen -dijo Correa a los informadores- si la situación fuera a la inversa y si nosotros no diéramos salvoconducto para un asilado en una misión europea en Quito, todo lo que estuvieran diciendo medios internacionales, todas las denuncias a la CIDH (la Comisión Interamericana de Derechos Humanos), a la Corte Internacional etcétera”.

Pero, según el gobernante ecuatoriano, en el caso de Assange, al estar en territorio ecuatoriano “no pasa nada, porque el orden mundial no es solo injusto, es inmoral”.

El Gobernante precisó que Assange, “mientras quiera” puede seguir en la embajada porque “está bajo la protección del Estado ecuatoriano”.

Assange ofrecerá este jueves una rueda de prensa con el Gobierno de Ecuador en un evento en el que se conectará con las autoridades en Quito, confirmó hoy en la red social Twitter el ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno ecuatoriano, Ricardo Patiño.

En los últimos días han circulado por las redes sociales varias fotografías de Julian Assange, en una de las cuales aparecía con la camiseta de la selección de fútbol de Ecuador en vísperas de que el país que le ha dado cobijo se enfrentara a Suiza en el Mundial.

En esa imagen, Assange, que el próximo julio cumplirá 43 años (su segundo cumpleaños en cautividad), aparece con buen aspecto, el pelo cano y una barba cuidada.