Tráfico | T 57° H 69%

Inmigración

EE.UU. deberá repatriar a niños indocumentados, según la embajadora en El Salvador

WUNI News
06/17/2014 2:21 PM
Actualizada: 06/26/2014 5:40 PM

San Salvador, 17 jun (EFE).- Estados Unidos tendrá que repatriar a miles de menores centroamericanos indocumentados retenidos en los últimos meses en su territorio porque no puede legalizarlos, dijo la embajadora estadounidense en El Salvador, Mari Carmen Aponte.

“Esos niños que llegan indocumentados están fuera de estatus” migratorio en Estados Unidos y, “eventualmente, hay que repatriarlos”, afirmó Aponte en declaraciones divulgadas hoy por la televisión local.

Enfatizó que ese viaje de los menores no solo es “peligroso” e “inseguro”, sino que al llegar a Estados Unidos “no necesariamente hay luz al final del túnel”, porque “no hay forma de ponerlos en estatus, a menos que sea a través del proceso migratorio”.

Un eventual proceso de legalización de esos menores es difícil porque no se sabe cuántos tienen padres con estatus migratorio o no, pues “esas estadísticas todavía” no existen, añadió la diplomática.

“No importa si esos niños tienen padres documentados o indocumentados, ellos están indocumentados (…) por eso es que no vale la pena que estos niños emprendan ese viaje, que es tan peligroso y que los puede dejar sin vida”, insistió.

Subrayó que la embajada en El Salvador y el Gobierno estadounidense están “totalmente comprometidos en buscar soluciones” al problema.

Según las autoridades estadounidenses, en el año fiscal 2013 que concluyó en septiembre pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) registró unos 24.000 niños de El Salvador, Guatemala y Honduras que cruzaron la frontera sin compañía.

Para mayo del actual ejercicio fiscal el número se había incrementado hasta los 47.000, sobre todo en la zona de Río Grande (Texas), añade un informe de la CBP.

Muchos de esos menores viajan solos o con traficantes de indocumentados llamados por sus padres para reunirse con ellos en Estados Unidos, o huyen del clima de violencia en sus países propiciado sobre todo por las pandillas, según autoridades locales.

Ante la crisis que ha disparado todas las alarmas, el Gobierno estadounidense urgió el pasado día 12 a los padres centroamericanos a no dejar que sus hijos viajen a la nación norteamericana solos o a través de redes de tráfico de personas.

El tema de los niños inmigrantes será tratado el próximo viernes en Guatemala por el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, y los presidentes guatemalteco, Otto Pérez Molina; salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén; además del coordinador general de Gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández.