Tráfico | T 39° H 93%

Fiesta del Fútbol | Fútbol

España llegó a octavos en dos ocasiones tras perder el primer partido

WUNI News
06/17/2014 11:02 AM
Actualizada: 06/17/2014 3:41 PM

Río de Janeiro, 17 jun (EFE).- La selección española, que perdió con estrépito en su estreno en Brasil 2014 ante Holanda, consiguió alcanzar los octavos de final en dos ocasiones tras caer en su debut, en México 1986 y Sudáfrica 2010.

España pasó a la historia en el último Mundial por convertirse en el primer campeón que conquistó el título tras perder su primer partido. Ahora, el conjunto que dirige Vicente del Bosque, después del duro 1-5 sufrido en Salvador de Bahía ante Holanda, necesita ganar de forma imperiosa a Chile y Australia para superar la primera fase y mantener las esperanzas de luchar por la defensa de la corona.

Hay dos casos en su historia en los que alcanzó los octavos tras un mal estreno. El primero hace 28 años en el Mundial de México, con Miguel Muñoz en el banquillo, cuando perdió ante Brasil 1-0, con gol de Sócrates.

Fue un partido que siempre será recordado por la no concesión de un gol a José Miguel González ‘Míchel’ por parte del colegiado australiano Christopher Bambridge, quien consideró que el balón, tras dar en el larguero, no había entrado en la portería, cuando lo había hecho claramente.

España superó dicho trance y con dos victorias ante Irlanda del Norte (2-1) y Argelia (3-0) se plantó en los octavos de final, en los que se deshizo de la revelación hasta ese momento de la competición, Dinamarca, en la tarde mágica de Emilio Butragueño en Querétaro con sus cuatro tantos.

Posteriormente, en los cuartos de final sucumbió ante Bélgica en la tanda de penaltis después de acabar el partido y la prórroga con empate a uno.

La segunda ocasión en la que se levantó de un mal estreno fue en Sudáfrica, cuando el inesperado traspié ante Suiza le dejó en la cuerda floja. En el estadio Moses Mabhida de Durban el buen fútbol de la Roja no encontró el premio del gol y sí el castigo de la derrota en una accidentada acción en la que una parada de Iker Casillas rebotó en Gerard Piqué que le dejó el gol del triunfo en bandeja a Fernandes (0-1).

España consiguió levantarse con triunfos ante Honduras (2-0) y Chile (2-1), y liberada de la presión del miedo al fracaso demostró su carácter competitivo para ir firmando el mejor campeonato de su historia al alcanzar la final y vencer en el Soccer City de Sudáfrica a Holanda con el tanto de Andrés Iniesta.

En su camino hay más eliminaciones tras un mal inicio de Mundial. En Chile 1962 con jugadores de la talla de José Emilio Santamaría, Luis del Sol, Joaquín Peiró, Ferenc Puskas, Luis Suárez y Paco Gento, perdió su primer partido ante Checoslovaquia por 1-0. Aunque ganó a México (1-0), sucumbió posteriormente frente a Brasil (2-1) y fue eliminado.

En Inglaterra’66, España llegaba con la vitola de campeona de Europa y cayó a las primeras de cambio con un camino muy similar. Argentina, con dos dianas de Artime, ganó por 2-1 (Pirri marcó el tanto español), y el triunfo en el segundo compromiso ante Suiza (2-1) no tuvo continuidad porque Alemania, en el tercero, se impuso también por 2-1 y el sueño quedó truncado a las primeras de cambio.

Francia 1998 fue el último precedente. España perdió el primer encuentro y no llegó a octavos. El equipo que dirigía Javier Clemente se adelantó por dos veces ante Nigeria en Nantes, con goles de Fernando Hierro y Raúl González, pero el cuadro africano nunca se rindió y acabó venciendo con un gol de Sunday Oliseh en una tarde que marcó a Anodoni Zubizarreta como pasó con Iker ante Holanda.

España fue incapaz de superar a Paraguay en el segundo encuentro en Saint Etienne (0-0) y aunque goleó en el último, en Lens, a Bulgaria (6-1), no le bastó, porque tuvo que hacer las maletas de forma prematura e inesperada.

Etiquetas