Tráfico | T 51° H 74%

Economía | Latinoamérica

Las empresas chilenas necesitan movilidad en sus dispositivos

WUNI News
06/17/2014 10:40 PM

Santiago de Chile, 17 jun (EFE).- Las empresas chilenas piden movilidad a la hora de renovar sus equipos y tecnologías porque en en opinión de los expertos el refresco tecnológico impacta decididamente en el ahorro de costes de las compañías.

“El cambio tecnológico involucra, claramente, eliminar tiempos y costes de mantenimiento”, dijo a Efe Vicente Millán, gerente de Íntel Chile que ha organizado un simposio en la capital en el que debatirán los desafíos de sus nuevos productos.

Afirmó que “el 14 % de los 2,2 millones de ‘tablets’ van a ser de clientes de empresas y de eso sabemos que el 80 % será para clientes de pequeñas y medianas empresas”.

Tabletas para llevar pedidos en un restaurante, o cuentas de pequeñas empresas porque “hoy en día los negocios tienen una dinámica distinta, una dinámica mejor y en ese sentido permite que los usuarios estén mucho más conectados”, recalcó Millán.

Dijo que las aplicaciones tienen que ser móviles y al parecer la tendencia de humanizar las interfaces permitiendo al usuario tocar la pantalla, sigue imperando en los nuevos productos.

Renovar los equipos a tiempo puede ahorrar hasta 300.000 pesos chilenos (unos 530 dólares), por ordenador a cada empresa, según los datos que maneja Intel.

Los ordenadores tienen hoy una vida útil de como máximo cuatro años, después de ello el coste de mantenimiento es mayor que la compra de uno nuevo.

Menores costes, mayores ingresos y más productividad es lo que ansían todas las empresas del mundo, y según Intel la inversión en tecnologías puede ayudar mucho a las pequeñas y medianas empresas de de este país de casi 17 millones de habitantes.

Los beneficios de la movilidad deben contribuir a lograr que las empresas aprovechen al máximo la nube (tecnológica), y estén más cerca de sus clientes gracias a la red de redes.

Millán explicó en su intervención que muchas pequeñas empresas creían que no tenían dependencia tecnológica pero “luego les preguntas si su negocio funcionaría sin correo electrónico y la respuesta es siempre que no”, y prevé que en el futuro las ‘tablets’ serán igual de necesarias.