Tráfico | T 58° H 67%

Latinoamérica

Maduro insiste en que Machado es una “magnicida” y una “asesina”

WUNI News
06/18/2014 12:11 AM

Caracas, 17 jun (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró hoy sus acusaciones a la dirigente opositora María Corina Machado de “magnicida” y “asesina”, después de que esta compareciera el lunes ante la Fiscalía, y dijo que en el país va a haber justicia.

“Es una magnicida, es una asesina, en grado de frustración pero es una asesina, yo lo digo y lo diré hasta el último día de mi vida porque a mí nadie me va a callar, esta oligarquía no me va a callar a mí”, indicó el gobernante, durante su programa de radio “En contacto con Maduro”.

Machado compareció el lunes durante ocho horas ante la Fiscalía para declarar en calidad de “testigo” por un supuesto plan de magnicidio denunciado por el chavismo del que la responsabilizan directamente.

Tras su interpelación, Machado señaló que la Fiscalía no tiene elementos para inculparla y que defendió “la verdad” durante el interrogatorio.

Maduro dijo que la dirigente opositora “con su locura, con su arrogancia, con su prepotencia, estaba preparando ese golpe, y la agarramos con las manos en la masa y a todo el grupo de rufianes que la rodeaba y la rodean”, agregó.

El gobernante señaló que Machado apareció en la Fiscalía “solita, sola, sola” porque “se ha atrevido (…) a lo que pocos políticos en este país se habían atrevido: a preparar un plan para matar al presidente de la República”.

“Tiene que haber justicia, para que la paz sea verdadera, perpetua, para que la paz reine en un país tiene que haber justicia, (…) en Venezuela va a haber justicia, nada ni nadie detendrá la mano de la justicia y será justicia justa”, afirmó Maduro.

Agregó que en Venezuela no hay una derecha “democrática y leal a las reglas de juego, de la paz, de la constitución, de la democracia”.

Machado fue citada junto a otros opositores a comparecer ante la Fiscalía en calidad de testigo en el caso abierto por un delito “contra la independencia y la seguridad de la nación” tras una denuncia realizada a finales de mayo por el dirigente del oficialista Partido Socialista Jorge Rodríguez.

Según Rodríguez, Machado estaría involucrada en un plan de desestabilización que incluía un “magnicidio” y un “golpe de Estado” que ya fue abortado, de acuerdo con una serie de correos electrónicos atribuidos a la opositora.

En esos mensajes, Machado supuestamente decía que había llegado la hora de acumular esfuerzos y obtener “el financiamiento para aniquilar a Maduro”.

La opositora, que después denunció en la Fiscalía a Rodríguez por siete delitos, ha confirmado que los correos se corresponden con sus cuentas pero que son falsos y que ella no quiere ni un magnicidio ni un golpe de Estado sino una renuncia del actual presidente de Venezuela.

La Fiscalía venezolana solicitó la semana pasada la aprehensión del exembajador Diego Arria y los opositores Pedro Burelli y Ricardo Koesling por su participación en el supuesto plan magnicida.