Tráfico | T 51° H 63%

Nacionales

Obama urge al Congreso de EE.UU. a acabar con la discriminación laboral a los homosexuales

WUNI News
06/18/2014 2:07 AM
Actualizada: 06/18/2014 12:40 PM

Washington, 18 jun (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, pidió a los activistas por los derechos de los homosexuales que presionen al Congreso para que apruebe una ley que impida a las empresas despedir a los trabajadores en función de su orientación sexual, y prometió que él hará su parte.

En un discurso en la gala LGBT anual del Comité Nacional Demócrata (DNC) en Nueva York, Obama confirmó que tiene previsto firmar un decreto para prohibir a los contratistas federales despedir o contratar a empleados sobre la base de su orientación sexual o identidad de género, a la espera de que el Congreso haga lo mismo.

“He encargado a mi personal que prepare para mi firma una orden ejecutiva que prohíba la discriminación por parte de los contratistas federales sobre la base de la orientación sexual o la identidad de género. Porque en EE.UU., quién eres y a quién amas no debería ser una ofensa que lleve al despido”, dijo Obama.

“Sería mejor aún si el Congreso aprueba una ley más integral, que no cubriera sólo a los contratistas federales. Y necesitamos seguir trabajando en eso, así que sigan presionando al Congreso”, agregó el mandatario a su audiencia, formada por simpatizantes demócratas y activistas por los derechos de los homosexuales.

Obama condenó que, aunque hay leyes que dicen “que a los estadounidenses no se les puede despedir por el color de su piel, su religión o una discapacidad”, no ocurra lo mismo con la orientación sexual.

“Cada día, millones de estadounidenses van a trabajar sabiendo que podrían perder su empleo, no por algo que hayan hecho, sino por quiénes son. Y eso no está bien. Está mal”, subrayó.

El año pasado, el Senado aprobó una legislación para prohibir la discriminación laboral por ese motivo a nivel nacional, la llamada Ley de No Discriminación en el Empleo (ENDA), pero ese proyecto se encuentra estancado desde entonces en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

Ante esa inacción en el Congreso, Obama prevé firmar próximamente una orden ejecutiva para solucionar el problema a nivel de los empleos federales, tal y como ha hecho con otras de sus prioridades, como el aumento del salario mínimo.

“La gente se ha rendido tanto respecto a lo que puede hacer el Congreso que acabamos haciendo cosas a través de órdenes ejecutivas. Y eso ayuda, pero no alcanza a todas las personas que lo necesitan. El Congreso tiene que volver a trabajar de nuevo, así que asegurémonos de que mantenemos la presión”, indicó Obama.

El anuncio de la orden ejecutiva, que se produjo el lunes, fue muy bienvenido por activistas de los derechos de los homosexuales, uno de los colectivos más activos en la campaña de reelección de Obama en 2012 y que los demócratas consideran clave para conservar el control del Senado en los comicios legislativos de este año.

En el exterior del edificio donde Obama dio su discurso, varias organizaciones defensoras de los derechos de los homosexuales y de los indocumentados se manifestaron para pedir al mandatario que acabe con el alto índice de deportaciones de miembros del colectivo LGBT.

“Obama ha sido considerado como el presidente más progresista que hemos tenido, el que ha trabajado más por la legislación del colectivo homosexual, pero la gente se olvida de que es el que más deportaciones ha llevado a cabo y su legislación afecta a gente que ya tiene ciertos privilegios, pero no a los que no tienen la ciudadanía”, explicó a Efe la responsable de comunicación del colectivo GetEQUAL, Katrina Casiño.