Tráfico | T 64° H 93% | Powered by Yahoo! Weather

Salud

Pakistán cuadruplica el número de casos de polio en la primera mitad de 2014

WUNI News
06/18/2014 6:45 AM
Actualizada: 06/18/2014 12:37 PM

Islamabad, 18 jun (EFE).- El número de casos de polio se ha disparado en Pakistán este año y, tras el detectado en las últimas horas, ya se han registrado 83 infecciones desde enero, cuatro veces más que la veintena de la primera mitad de 2013.

El núcleo del problema es la dramática situación en el cinturón tribal del noroeste del país, donde los ataques a los equipos de vacunación han impedido inmunizar a cientos de miles de niños, dijo hoy a Efe el director en Pakistán del programa contra la polio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Elías Durry.

“En las áreas tribales ya ha habido 65 casos y otros ocho son del vecino distrito de Bannu (en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa). Son parte de la misma problemática”, explicó.

Durry especificó que incluso la decena de casos detectados en la ciudad meridional de Karachi, donde también ha habido ataques a los vacunadores, tienen que ver con bolsas de población vinculadas a las áreas tribales.

Los casos en Karachi, con 20 millones de habitantes, avivan la inquietud de los responsables sanitarios, ya que las ciudades con un saneamiento deficiente son un ambiente ideal para la propagación de la enfermedad, que se transmite principalmente por vía fecal-oral.

Sin embargo, Durry recalcó que los esfuerzos por inmunizar a la población infantil pueden actuar como freno a la expansión de la polio, que afecta sobre todo a los menores de cinco años.

“El resto del país está por ahora libre de la enfermedad gracias al gran esfuerzo de vacunación realizado por las autoridades”, aseguró Durry, que también constató cierta mejora en la ciudad de Pesháwar, capital de KPK, donde el año pasado hubo numerosos casos.

El principal obstáculo para la lucha contra la polio en Pakistán son los ataques armados contra los vacunadores y sus escoltas a cargo de grupos integristas, en los que este año ya han muerto unas 20 personas y que el año pasado costaron la vida de otras 30.

Aunque los talibanes no suelen reivindicar estas acciones, grupos afines a ellos y con base en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán empezaron en 2012 a cometer ataques armados contra los trabajadores sanitarios.

Desde inicios de aquel año no se han podido desarrollar normalmente campañas de vacunación en varias zonas tribales, “y de ahí viene el incremento de casos que vemos ahora”, según el responsable de la OMS.

Entre otros argumentos, los integristas alegan que la campaña contra la polio forma parte de un complot occidental para esterilizar a los musulmanes y que los vacunadores trabajan como espías para la CIA.

El país asiático es uno de los tres estados donde este mal es aún endémico, junto a Afganistán y Nigeria, y encabeza con creces la clasificación mundial de casos registrados.

Pakistán se ha convertido en un quebradero de cabeza para los organismos sanitarios internacionales por la expansión del virus a otros países donde la enfermedad estaba erradicada y que pasaron de registrar 5 casos en 2012 a 224 el año pasado.

La OMS ha confirmado casos recientes de polio con cepas procedentes de Pakistán en países como Siria, Israel, Palestina o Egipto.

Desde este mes y a instancias de la OMS, las autoridades paquistaníes exigen formalmente el certificado de vacunación a todos los viajeros que salen del país, aunque los medios locales han informado de falta de rigor en los controles fronterizos.

Las autoridades locales estiman que diariamente salen de los aeropuertos paquistaníes unas 30.000 personas, pero el reto se plantea sobre todo en las porosas fronteras terrestres del país, especialmente en los pasos hacia Afganistán.