Tráfico | T 31° H 82%

Fiesta del Fútbol | Fútbol

Chile se gradua en el Maracaná

WUNI News
06/19/2014 9:01 AM
Actualizada: 06/19/2014 10:53 AM

Belo Horizonte (Brasil), 19 jun (EFE).- Hay partidos que trascienden más allá del resultado. La victoria de Chile contra España (0-2) en el estadio Maracaná es uno de ellos.

No solo importa que el combinado sudamericano sellara su pase a octavos o que el campeón del mundo cayera estrepitosamente. Chile dio un golpe de timón en uno de los templos del fútbol mundial. Ganó por primera vez a España. Se graduó frente a los ojos de millones de espectadores.

En Chile suena hoy con fuerza la palabra ‘Maracanazo’. Hasta este miércoles era un vocablo maldito, que evocaba el bochorno que sentían los chilenos desde que en 1989 el portero Roberto ‘Cóndor’ Rojas se cortó la cara con una cuchilla y simuló la agresión de una bengala lanzada desde la grada.

Veinticinco años después de ese vergonzoso episodio, los muchachos de Jorge Sampaoli cerraron el círculo en el estadio carioca con un contundente triunfo sobre la poderosa España.

Gracias a los goles de Eduardo Vargas y Charles Aránguiz, muchas generaciones de chilenos asociarán el ‘Maracanazo’ al triunfo en el Mundial, y las imágenes del ‘Cóndor’ Rojas con la cara ensangrentada se convertirán en un mero recuerdo.

Durante los últimos meses la selección chilena había logrado entusiasmar a los más pesimistas. Pero pocos creían que lograría la clasificación a octavos con antelación y con una victoria sobre el campeón del mundo en el Maracaná.

Contra España, los jugadores chilenos se limitaron a repetir lo que han venido haciendo desde que Jorge Sampaoli tomó las riendas del equipo en 2012, con la Roja fuera de los puestos que daban acceso al Mundial en las eliminatorias sudamericanas.

A veces las cosas salen bien y otras no tanto, pero nadie puede negar que la selección chilena y Sampaoli son consecuentes con su propuesta.

Chile apuntaló la defensa con Francisco Silva y asfixió el centro del campo de España con la presión de los volantes. Los hombres de Vicente del Bosque tuvieron más posesión, como casi siempre, pero en ningún momento se sintieron cómodos para elaborar su juego de toque.

España fue una sombra del equipo que asombró desde 2008 con dos eurocopas y un Mundial, pero eso no quita mérito a la gesta de Chile, que no sabía lo que era ganarle al cuadro europeo.

Charles Aránguiz brilló con luz propia, tanto en labores defensivas como en ataque, con una asistencia a Eduardo Vargas y un gol tras un rechace de Iker Casillas.

Y Arturo Vidal aguantó como un jabato el dolor de su rodilla para liderar un grupo que necesita de su mejor versión para aspirar a metas mayores.

Los jugadores tratan de atajar el triunfalismo pero los resultados y las sensaciones invitan al hincha a soñar.

El techo de esta selección en el Mundial de Brasil es una incógnita. Quizás aparece otra vez Brasil en octavos y echa al traste los sueños de los chilenos.

Pero el ‘Maracanazo’ del 18 de junio de 2014 estará siempre escrito con letras doradas en la historia del fútbol chileno.

Etiquetas