Tráfico | T 26° H 45%

puerto rico hoy

Independentistas puertorriqueños exhibirán el apoyo de la Celac ante la ONU

WUNI News
06/22/2014 11:41 AM
Actualizada: 06/23/2014 11:04 AM

San Juan, 22 jun (EFEUSA).- La representación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) que acude mañana a la vista anual del Comité de Descolonización de la ONU sobre el caso de Puerto Rico expondrá en ese foro la declaración de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sobre la isla.

Así lo explicó a Efe el presidente ejecutivo del PIP, Fernando Martín, que acudirá el lunes a la sede de Naciones Unidas en Nueva York para participar en la reunión de un comité formado por 29 países y que desde 32 años aprueba anualmente una resolución en favor de la libre determinación e independencia de Puerto Rico.

Los ponentes expondrán sus puntos de vista ante el comité, como viene ocurriendo desde hace décadas, aunque el asunto nunca ha conseguido pasar a la consideración de la Asamblea General, para lo que se requiere de un consenso generalizado dentro de la ONU.

En la segunda cumbre de la Celac, celebrada en La Habana el pasado enero, sus miembros reiteraron el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico, tras señalar que la descolonización de la isla es asunto de interés para la organización regional.

“Los países miembros de la Celac nos comprometemos a seguir trabajando en el marco del Derecho Internacional, y en particular, de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del 14 de diciembre de 1960, para lograr que la región de América Latina y el Caribe sea un territorio libre de colonialismo y colonias”, indicó la resolución que aprobaron entonces.

Además, encomendó al “Cuarteto de la Celac” -Costa Rica, Cuba, Ecuador y Trinidad y Tobago- que, “con la participación de otros Estados miembros que deseen sumarse a este mandato, presenten propuestas para avanzar” en estos objetivos.

La ONU sacó a Puerto Rico hace seis décadas de la lista de territorios sin gobierno propio, lo que ha permitido a Washington dejar de rendir informes sobre la situación de la isla.

Martín destacó que las autoridades de Washington se basan en la falta de acuerdo entre los propios puertorriqueños para no asumir sus responsabilidades y poner fin a la situación actual.

Puerto Rico forma parte desde 1970 de los territorios observados por el Comité de Descolonización, que se ocupa además de avanzar en la solución de casos como el Sahara Occidental o Gibraltar.

El líder del PIP, que acudirá a la ONU acompañado del secretario general del partido, Juan Dalmau, subrayó que la estrategia de Washington de dejar de lado el asunto se ve favorecida por el hecho de que el Ejecutivo esté actualmente en Puerto Rico en manos del Partido Popular Democrático (PPD), una formación que aboga por mantener el presente estatus de Estado Libre Asociado a EE.UU.

El PPD no acudirá a la ONU, como es habitual, ya que, como aclaró a Efe un portavoz de la formación, no consideran que Puerto Rico sea una colonia.

La oposición estará representada el lunes por el legislador del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Enrique Meléndez, quien señaló a Efe que su intención es dar a conocer a los países latinoamericanos que apoyan la independencia de Puerto Rico que los puertorriqueños en realidad son favorables a la anexión a EE.UU.

Por eso, dijo que quienes desde América Latina apuestan por la independencia de Puerto Rico “hacen un flaco favor al país que pretenden ayudar” y les pidió que se informen antes de opinar.

En la vista de mañana, Meléndez insistirá en recordar que en la consulta realizada en noviembre de 2012 el 54 % de los puertorriqueños se mostró contrario al actual modelo.

En una segunda pregunta, en la que se pedía elegir entre otras tres opciones, el 61,1 % abogó por la anexión, el 33,3 % por buscar una variante mejorada del estatus actual y el 5,5 % por la independencia.

La resolución aprobada hace un año en la ONU recuerda que aún no se ha logrado poner en marcha un proceso de descolonización para Puerto Rico.

El estatus de Estado Libre Asociado a EE.UU. permite a Puerto Rico un amplio margen de autonomía, aunque Washington se reserva apartados como defensa, relaciones internacionales o fronteras.