Tráfico | T 55° H 94%

puerto rico hoy | Salud

EE.UU. enviará un experto a Puerto Rico a estudiar la evolución del chikungunya

WUNI News
06/24/2014 6:12 PM
Actualizada: 06/24/2014 6:26 PM

San Juan, 24 jun (EFE).- Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) van a enviar a un experto para que ayude al Departamento de Salud de Puerto Rico a vigilar y controlar la propagación del virus del chikungunya, donde se han registrado decenas de casos.

Así lo anunció hoy el comisionado de Puerto Rico residente en Washington, Pedro Pierluisi, quien aseguró que lleva pidiendo este apoyo desde que el 29 de mayo se detectó en la isla el primer caso de contagio de este virus, que se transmite a través de las picaduras de mosquito y que provoca una fiebre con síntomas muy parecidos a los del dengue.

Desde entonces, los CDC han confirmado 23 casos de contagios locales de este virus en Puerto Rico, aunque se cree que hay más.

De hecho, medios locales aseguraban hoy que en el Barrio Obrero de San Juan, donde vive una amplia comunidad dominicana y muy próximo a zonas de aguas estancadas y vertederos, cerca de treinta personas mostraban hoy síntomas similares.

La semana pasada Julio Cádiz, el subdirector de la oficina de Epidemiología de Puerto Rico, dijo a Efe que se habían contabilizado un total de 77 muestras que habían dado positivo en las primeras pruebas y que habían sido remitidas a EE.UU. para una segunda comprobación.

Explicó que las autoridades de la isla están vigilando cómo evoluciona el virus, que por el momento se mantiene muy circunscrito al área metropolitana de San Juan, y que ellas serán las que determinen, llegado el caso, si se declara una epidemia.

El Departamento de Salud de Puerto Rico publicó hoy su último informe semanal sobre esta fiebre, que incluye datos del 27 de mayo, y efectivamente apunta a 77 casos sospechosos en lo que va de año y tan sólo nueve confirmados.

Puerto Rico es hasta el momento el único territorio vinculado a EE.UU. donde se han detectado transmisiones autóctonas, ya que en el resto se trata de gente que ha contraído el virus mientras viajaba por el Caribe o Asia (lo que se conoce como “contagios importados”).

La transmisión autóctona del virus en Puerto Rico preocupa a las autoridades estadounidenses, dada la gran frecuencia de viajes que se realizan a menudo entre este Estado Libre Asociado a EE.UU. y el territorio estadounidense continental, donde viven más puertorriqueños que en la isla, particularmente en estados como Florida, Nueva York o Texas.

La vecina República Dominicana es uno de los países más afectados por este virus y allí se anunció hoy el reparto de cloro para aplicarlo en tanques, cisternas y otros criaderos de mosquitos en barrios marginados y tratar así de evitar la propagación de una fiebre para la que no hay vacuna ni tratamiento.

En otros países como Nicaragua, las autoridades se prepararan para la inminente llegada de un virus que en diciembre pasado era desconocido en todo el continente y ahora ya afecta a más de una veintena de países, con unos 165.000 casos sospechosos y 21 muertes relacionadas.