Tráfico | T 62° H 86%

Espectáculos

García Márquez y su amor por el neorrealismo italiano, homenajeado en Roma

WUNI News
06/24/2014 1:02 PM

Roma, 24 jun (EFE).- El amor de Gabriel García Márquez por el neorrealismo italiano, del que la literatura del realismo mágico es “hija”, fue recordado hoy en Roma, ciudad a la que el nobel viajó para estudiar esa corriente cinematográfica.

“Nostalgia de Gabo y su Amor por el Cine Neorrealista” fue el título del homenaje, celebrado en la Casa del Cine de Roma por la Embajada de Colombia en Italia, que constituyó “un interesante recuerdo no solo a sus obras sino también a su relación con el cine”, señaló el embajador Juan Sebastián Betancur.

“Gabo amó siempre el mundo del neorrealismo. Él decía: no he estudiado cine, sino el neorrealismo. Amaba el cine casi tanto como a la literatura”, dijo a Efe el periodista y escritor Gianni Miná, que participó en el homenaje junto a los directores Francesco Rosi y Fernando Birri, y a la profesora de literatura hispano-americana Alessandra Riccio.

En la década de 1950, García Márquez viajó a Roma “fascinado por la figura” del guionista y escritor Cesare Zavattini, uno de los principales teóricos del neorrealismo, e ingresó en el Centro Experimental de Cinematografía de Cinecittà, que vivía en aquellos momentos una de sus épocas más esplendorosas.

Durante el tributo al ganador del Premio Nobel de Literatura, se presentó una película inédita en la que García Márquez, junto al resto de cofundadores de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba, explican “cómo la literatura del realismo mágico es hija del neorrealismo italiano”, señaló Miná.

El periodista y director de la revista Latinoamericana recordó que había conocido a García Márquez durante un viaje a México del entonces presidente italiano Sandro Pertini.

“A partir de ahí comenzó una profunda amistad con Gabo. Más tarde lo volví a ver en Roma y en Cannes, cuando se presentó alguna adaptación al cine de sus obras”, comentó.

Buena parte de las obras literarias de García Márquez han sido llevadas al cine por diversos autores, entre ellos Rosi, quien en 1987 dirigió “Crónica de una muerte anunciada”.

No obstante, la obra más reconocida y universal de García Márquez, “Cien años de Soledad”, nunca ha sido trasladada a la gran pantalla por expreso deseo del escritor de Aracataca.

“Gabo dio permiso para adaptar al cine casi todas sus novelas, pero con ‘Cien años de soledad’ resistió incluso a la presión de sus amigos más íntimos. Sería demasiado difícil -opinó- escribir el guión de esta obra y plasmarlo en la pantalla”.

Durante el homenaje se pudo contemplar una exposición de retratos del escritor colombiano realizados por el pintor italiano Franco Azzinari.