Tráfico | T 29° H 28%

Béisbol | Nacionales

4-0. Lincecum dejó por segunda vez sin hit a los Padres

WUNI News
06/25/2014 10:01 PM
Actualizada: 06/26/2014 7:01 AM

San Francisco (EE.UU.), 26 jun (EFE).- El abridor Tim Lincecum volvió a hacer historia desde el montículo al convertirse en el segundo lanzador en las Grandes Ligas que dejó sin hit por segunda vez al mismo equipo, los Padres de San Diego, a los que blanquearon 4-0 los Gigantes de San Francisco.

Lincecum lanzó su segundo partido sin hit frente a los Padres en menos de un año, en el que sólo permitió que un pelotero llegase a base y los Gigantes lograsen el triunfo que los consolidó como líderes de la División Oeste de la Liga Nacional.

El abridor estelar de los Gigantes, que apenas se puso con marca de 6-5, esta vez volvió a silenciar por completo a la artillería de los Padres, que también son los más débiles en las Grandes Ligas.

Lincecum recetó seis ponches y solamente le otorgó un boleto gratis, mientras que la defensa de los Gigantes no tuvo que hacer ninguna atrapada extraordinaria que hubiese salvaguardado la joya de pelota que lanzó su abridor.

El lanzador derecho de 30 años hizo 113 lanzamientos antes de asegurar la victoria y el pasado 13 de julio, en San Diego, envió 148 lanzamientos al plato y nadie le pegó un imparable.

Lincecum se convirtió en apenas el segundo lanzador en la historia de las Grandes Ligas en dejar sin hit dos veces al mismo equipo.

Addie Joss lo hizo con los Indios de Cleveland frente a los Medias Blancas de Chicago en 1908 y de nuevo en 1910.

Este fue el tercer partido sin imparable en lo que va de temporada dentro de las Grandes Ligas.

Los abridores Josh Beckett y Clayton Kershaw, ambos con los Dodgers de Los Ángeles, ya lograron uno cada uno.

Chase Headley fue el único pelotero de San Diego que se embasó, gracias al pasaporte que le regaló Lincecum en el segundo episodio cuando nadie esperaba que el abridor de los Gigantes tuviese su mejor inspiración desde el montículo.

La derrota se la quedó el abridor Ian Kennedy (5-9), que seis entradas y un tercio cedió nueve imparables y cuatro carreras limpias, dio una base por bolas y abanicó a ocho bateadores rivales.

El bateo oportuno de los Gigantes lo pusieron el primera base Buster Posey que se fue de 4-2 con dos carreras impulsadas, el antesalista venezolano Pablo Sandoval tuvo de 4-2 y también produjo una carrera.

Mientras que Lincecum también ayudó su causa al pegar dos imparables en tres turnos al bate y piso dos veces la registradora, además de recibir una base por bolas.

El jardinero derecho Hunter Pence se fue de 5-1 con anotación y el campocorto Brandon Crawfor tuvo de 3-1 y también piso una vez la goma.