Tráfico | T 55° H 40%

Ciencia y Tecnología

Descubren tres gigantescos agujeros negros a 4.000 millones de años luz

WUNI News
06/26/2014 2:29 AM
Actualizada: 06/26/2014 6:21 AM

Sídney (Australia), 26 jun (EFE).- Un grupo internacional de astrónomos descubrió tres enormes agujeros negros, cuyo tamaño supera en miles de millones la masa del Sol, a una distancia de unos 4.000 millones años luz de la Tierra, informó el científico Ian Heywood, uno de los responsables del estudio.

“Los sistemas de múltiples agujeros negros supermasivos son raros”, dijo Heywood, astrónomo de la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO), en declaraciones a la cadena australiana ABC.

El equipo liderado por Roger Deane, de la Universidad de Cape Town, en Sudáfrica, descubrió este nuevo sistema de tres agujeros negros mediante cuatro observatorios internacionales interconectados para operar como un poderoso telescopio.

Los investigadores se centraron en la lejana galaxia SDSS J1502+1115, donde descubrieron que dos de los tres agujeros negros supermasivos estaban separados solo por una distancia de 456 años luz y que orbitaban entre sí.

La velocidad de la órbita de estos dos cuerpos que conforman una especie de sistema estelar binario supera en 300 veces la velocidad del sonido en la Tierra, según el astrónomo..

El descubrimiento, que supone el sistema más ceñido que se conoce hasta la fecha, ayudará a entender cómo estos cuerpos se fusionan e influyen en la evolución de las galaxias, afirmó Heywood.

Los sistemas de órbita ceñida como la descubierta por el equipo de Dean son una de las fuentes primarias de las ondas gravitacionales, según la teoría de la relatividad general de Albert Einstein.

Además, los estudios sugieren que las grandes galaxias tienen un agujero negro masivo en el centro, aunque solamente se han descubierto un puñado de ellas, por lo que este hallazgo publicado en el último número de la revista Nature sugiere que son más comunes de lo que se cree.

Heywood explicó que sería muy raro que los tres agujeros negros se fusionen entre sí y lo más probable es “que uno de los agujeros negros sea expulsado del sistema para que los otros dos se asienten en una órbita más estable y eventualmente se unan”.