Tráfico | T 52° H 88%

Ciencia y Tecnología

El expresidente de Costa Rica dice que “el océano está a punto de ser un estado fallido”

WUNI News
06/26/2014 11:36 AM
Actualizada: 06/26/2014 12:04 PM

Nairobi, 26 jun (EFE).- El expresidente de Costa Rica José María Figueres advirtió hoy de que los océanos están a punto de convertirse en un “estado fallido” por el grave deterioro sufrido en las últimas décadas y la falta de un marco global de regulación.

En una entrevista a Efe como portavoz de la “Comisión Océano Global” creada por la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA), Figueres subrayó la urgente necesidad de actuar y de exigir “progresos específicos” a la comunidad internacional en un plazo de cinco años.

La citada Comisión, integrada por representantes políticos y sociales de diecisiete zonas geográficas, ha elaborado un informe que detecta cinco causas principales del deterioro del alta mar -espacio marítimo que hay más allá de las 200 millas territoriales- y propone ocho acciones para “recuperar su salud”.

La principal causa del “declive” es el rápido crecimiento de la población, con unas estimaciones de 9.000 millones de habitantes en el año 2050, y una exponencial demanda de la multitud de recursos que proporciona el mar.

El desarrollo de las tecnologías ha permitido localizar “hasta el último” de estos recursos de forma precisa, alimentarios y energéticos, lo que ha mermado de forma alarmante la población animal y vegetal de los océanos, socavando así su biodiversidad, según la Comisión.

El “desfase” legislativo completa la lista de motivos, ya que la mayoría de las normas de regulación marítima datan de hace 30 años, “y nada tienen que ver con la realidad actual”, subrayó el exjefe de Estado costarricense.

Para remediar una situación que considera insostenible, su Comisión propone como primera solución convertir los océanos en “un objetivo específico de desarrollo sostenible” que sea tenido en cuenta en las cumbres climáticas internacionales, explicó Figueres.

También apostó por perseguir la sobreexplotación pesquera, “industria que hoy en día está en manos de sólo quince países”, y la pesca ilegal, imponiendo la obligación de integrar un localizador en cualquier embarcación con una eslora superior a los diez metros.

La Comisión sugiere además una normativa internacional que regule la extracción de gas y petróleo y una renovación de la legislación contra la contaminación marítima, acuciada por el uso masivo del plástico.

Ese último punto, recalcó Figueres, avisa a la comunidad internacional de que “si no hay progresos reales en un plazo de cinco años” emprenderán las acciones necesarias para “cerrar alta mar” y concederle un plazo de regeneración natural.

“Es muy urgente actuar, teníamos que haber empezado no hoy, sino ayer”, concluyó el expresidente, que gobernó Costa Rica entre 1994 y 1998.