Tráfico | T 46° H 50%

Nacionales

El exsenador Howard Baker, famoso por preguntar qué sabía Nixon, muere a los 88 años

WUNI News
06/26/2014 9:50 PM

Washington, 26 jun (EFE).- El exsenador estadounidense Howard Baker, conocido como el “gran conciliador” y famoso por preguntar durante el escándalo Watergate qué sabía y cuándo lo supo el presidente Richard Nixon, falleció hoy en Tennessee a los 88 años.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, anunció la noticia de su fallecimiento en el pleno de la Cámara alta y se refirió a él como “una de las figuras más grandes” en la historia del Senado.

Baker alcanzó su momento de gloria en el verano de 1973, cuando era el republicano de mayor rango del comité especial del Senado creado para investigar el papel de la Casa Blanca de Nixon en el escándalo de espionaje político conocido como Watergate que provocó la dimisión del presidente.

Durante audiencias televisadas de máxima audiencia aquel verano, Baker hizo las preguntas que estaban en la mente de todos los estadounidenses: qué sabía Nixon y cuándo lo supo, interrogantes que se convirtieron en un latiguillo a nivel nacional.

Figura conciliadora, fue un republicano moderado hábil a la hora de establecer alianzas con políticos de ambos bandos del espectro político.

El diario The New York Times recuerda hoy un comentario de su madrastra, Irene Bailey Baker, quien dijo que Baker era como el río Tennessee, que fluye “justo en el medio”.

Sirvió en el Senado desde 1967 hasta 1985 y ayudó, como líder de la mayoría republicana en la Cámara alta entre 1981 y 1985 a aprobar los recortes fiscales del presidente Ronald Reagan. Posteriormente, contribuyó a capear el escándalo Irán-Contra, de venta de armas a Irán y financiación de la contra nicaragüense.

Casado en primeras nupcias en 1951 con Joy Dirksen, hija del senador Dirksen, Baker se quedó viudo en 1993 y contrajo matrimonio nuevamente tres años más tarde con la ex senadora Nancy Kassebaum de Kansas, quien todavía vive.

Le sobreviven un hijo, Darek, una hija, Cissy Baker, cuatro nietos, una hermana y una media hermana.

Además de servir en el Senado, Baker fue jefe de gabinete de Reagan entre 1987 y 1988 y embajador en Japón durante la presidencia de George W. Bush.