Tráfico | T 67° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Espectáculos | Latinoamérica

Miguel Gallardo observa que Chile está más abierto a la ilustración

WUNI News
06/26/2014 2:17 PM
Actualizada: 06/26/2014 6:00 PM

Santiago de Chile, 26 jun (EFE).- El Presidente de la Asociación de Cómics de Cataluña, Miguel Gallardo, afirmó hoy en Santiago de Chile que “el mundo del cómic y la historieta es muy casposo y conservador”, aunque observa que los jóvenes ilustradores están logrando abrir las mentes de los medios.

Tras participar en diversas charlas del máster de Narrativa Autobiográfica que ofrece la Universidad Católica, el caricaturista de curiosas patillas largas que en plena transición española causó carcajadas dando vida a Makoki, visitó varias tiendas dedicadas a la novela gráfica que apoyan el trabajo de los lápices que han aparecido tras la dictadura de Pinochet.

“Veo una clara renovación de la oferta editorial en este país desde la dictadura y parece que la gente empieza a ver a ilustración como patrimonio propio”, comentó Gallardo durante una mesa redonda en el centro cultural Bolonia.

Admirador de la chilena Paloma Valdivia y convencido de que “el cómic es una herramienta increíble de comunicación para transmitir cualquier tipo de mensaje”, Gallardo colabora con distintas organizaciones sociales para que sus mensajes lleguen de un modo más efectivo.

“En el mundo de la discapacidad, y es lo mismo que me ha pasado en el mundo de las ONG, tienen historias emocionantes pero la forma de comunicar, que es a base de informes, es tan aburrida que no llega a la gente”, continuó Gallardo que fue premiado en la última edición del Salón del Cómic de Barcelona.

Su novela gráfica, “María y yo”, logró que los medios tradicionales volvieran a prestar atención al tema del autismo, una enfermedad que toca el corazón de Gallardo y que es protagonista de la vida de su propia hija, María.

Y como “es muy fan de las cosas mestizas”, Gallardo convirtió la historia de María, que en origen era un diario de viajes ilustrado, en dos cortos de animación e incluso un documental, porque quería “una obra total”: “Yo creo que estamos viviendo en unos momentos en que no te puedes limitar a hacer sólo una cosa, hay que pensarlo como un todo y hacer una buena campaña de promoción para que todo esto funcione”.

Sus más de 16.000 copias llegaron al alargado país del hemisferio sur porque, cómo él mismo explica, en el dibujo “no hay límites”, ni territoriales ni de contenidos: “Ahora mismo se puede hablar de todo menos en España que no se puede hablar del rey”, bromeó en relación con la polémica que vivió recientemente la revista de humor gráfico “El Jueves”.

Observa que los periódicos y medios tradicionales empiezan a estar obsoletos y que es en Internet dónde se labran nuevas plataformas para expresar con el dibujo.

“Cada vez quedan menos editorialistas gráficos. Primero que a mí no me parecen interesantes. El Roto me parece interesante pero no creo que haya mucha más gente y creo que la cosa se esta desplazando de los periódicos, que antes eran sitios fiables de información, a las redes” aclaró el historietista.

Ve más jóvenes y más mujeres en una profesión que antes pertenecía “sólo del mundo masculino”, pero hoy está cansado de que las mujeres ilustradoras tengan que cargar con la etiqueta del género.

“A mí me da bastante rabia cuando se hace el ‘salón femenino’ o se hacen antologías de ‘chicas que dibujan’. Me parece que es como bajarles de categoría. Te ganas la vida como dibujante, tu eres dibujante no eres un género”, concluyó Gallardo.

Etiquetas