Tráfico | T 71° H 61% | Powered by Yahoo! Weather

Espectáculos | Nacionales

Scott Derrickson, responsable del renacimiento de las películas de posesiones

WUNI News
06/27/2014 4:41 AM

Los Ángeles (EE.UU.), 27 jun (EFE).- Scott Derrickson se ve a sí mismo como el causante del renacimiento del cine de posesiones y exorcismos gracias a “The Exorcism of Emily Rose” (2005), un esquema al que da una nueva vuelta de tuerca con el “thriller” de terror “Deliver Us From Evil”, de estreno el 2 de julio.

“The Exorcism of Emily Rose” fue el debut de Derrickson tras las cámaras, un gran éxito que, contando con un presupuesto de 20 millones de dólares y un reparto liderado por Laura Linney, Tom Wilkinson y Jennifer Carpenter, cosechó 144 millones en la taquilla mundial.

El éxito de esa cinta provocó que Hollywood tomara nota y apostara por la misma fórmula en la saga de “Paranormal Activity” y obras como “The Last Exorcism” (2010), “The Possesion” (2012) o “The Devil Inside” (2012).

“Aquella película abrió la puerta a muchas otras del mismo estilo, así que por mi parte existía cierto temor a la hora de abordar la (nueva) película porque no quería repetirme”, afirmó el cineasta en una entrevista con Efe.

En “Deliver Us From Evil”, un agente de la policía de Nueva York (Eric Bana) investiga una serie de crímenes perturbadores e inexplicables, una tarea para la que contará con la ayuda de un sacerdote poco convencional (el venezolano Edgar Ramírez), experto en los rituales del exorcismo.

El elenco de la cinta, inspirada en hechos reales, lo completan Olivia Munn, Joel McHale y Sean Harris.

Derrickson ha estado ligado al proyecto desde 2003, año en el que el productor Jerry Bruckheimer le asignó la tarea de elaborar un guión basado en el libro “Beware the Night”, escrito por el policía Ralph Sarchie sobre sus propias experiencias cercanas a lo paranormal.

Sin embargo, la idea quedó aparcada en el limbo de la industria y no cobró nuevos bríos hasta que Derrickson volvió a dar la campanada con otro filme de terror, “Sinister” (2012).

En ese momento, la productora Screen Gems confió en él para retomar aquel guión solicitado por Bruckheimer, aunque sabía que debía ajustarlo a los nuevos tiempos.

“El texto cambió dramáticamente desde el borrador que preparé en 2003″, indicó.

“Los principales ingredientes ya se habían usado en todas las películas que vinieron después, incluso en las mías. Necesitábamos algo más fresco, así que el principal cambio llegó con el personaje de Édgar. Los dos trabajamos codo con codo para conseguir un papel rico y profundo”, agregó.

A Ramírez no le convencía el papel al principio porque consideraba que no tenía un recorrido personal y que solo existía para ayudar al policía a encontrar respuestas para sus preguntas religiosas y filosóficas.

Las cosas cambiaron cuando decidieron que su personaje descubriría algo sobre sí mismo durante la investigación policial.

“Pasé cuatro horas discutiendo con Édgar sobre el papel. Realmente le quería a él en la película. Hasta convertí al sacerdote en latinoamericano. Tras esa charla, yo tenía claro que quería hacer la película. Seguí trabajando en el guión y al final Édgar accedió, pero sé que fue producto de esa colaboración”, comentó.

Ramírez, candidato al Globo de Oro, al Emmy y a los premios del Sindicato de Actores de EE.UU. por la miniserie “Carlos”, indagó tanto en la psicología y la personalidad de su personaje que dejó boquiabierto al realizador.

“Es posiblemente el actor más disciplinado y preparado con el que haya trabajado jamás”, aseguró. “No me podía imaginar su atención al detalle ni la cantidad de documentación que llevó a cabo”, añadió Derrickson, quien recordó que en una escena donde se desarrolla un exorcismo, el actor se puso a cantar una canción relacionada con ese ritual.

“Todos nos quedamos atónitos y cautivados. La encontró en su búsqueda. Fue alucinante”, sostuvo.

Derrickson es uno de los nombres del momento en Hollywood ya que a principios de mes se anunció que dirigirá “Doctor Strange”, una nueva cinta sobre los superhéroes de Marvel. Aunque el estudio le tiene prohibido hablar del proyecto, admitió que cuando la noticia se hizo oficial estalló de júbilo.

“Fue el mejor sentimiento de mi vida, después del nacimiento de mis hijos”, sostuvo entre risas. “Es un privilegio que va más allá de lo que soy capaz de describir. No podría estar mas agradecido”, concluyó.

Por Antonio Martín Guirado

Etiquetas