Tráfico | T 70° H 94% | Powered by Yahoo! Weather

Mundo

Abdulá eleva la presión contra el “fraudulento” proceso electoral afgano

WUNI News
06/28/2014 8:18 AM
Actualizada: 06/28/2014 8:52 AM

Kabul, 28 jun (EFE).- La demostración de fuerza en Kabul del candidato presidencial Abdulá Abdulá y miles de seguidores contra un presunto fraude electoral ha creado incertidumbre en Afganistán en vísperas del anuncio de los resultados preliminares de las elecciones.

Abdulá lideró ayer una multitudinaria manifestación que atravesó las principales arterias de la capital, en la que acusó de nuevo al presidente saliente, Hamid Karzai, y a los organismos electorales de amañar las elecciones a favor del otro aspirante, Ashraf Gani.

Los dos candidatos se enfrentaron el pasado 14 de junio en la segunda ronda de los comicios y, si se cumplen los plazos previstos, el próximo 2 de julio se conocerán los resultados preliminares, que precederán al anuncio final, que se hará el día 22.

“Defenderemos nuestros derechos y votos hasta que perdamos la última gota de sangre”, coreaban durante la protesta los seguidores de Abdulá, exlíder de la resistencia contra los talibanes y vencedor de la primera vuelta celebrada el 5 de abril, con el 45% de los votos, frente al 31% que obtuvo Gani.

Uno de los manifestantes, Ahmad Shakib Haidar, de 41 años, afirmó a Efe que lo único que desean es que la comisión electoral “separe los votos buenos de los malos y anuncie al vencedor, que como todos saben es Abdulá”.

Otro de los indignados, Sharafudding Panjshiri, de 37 años, arremetió contra Karzai, al que acusó de manipular el resultado de las elecciones “como ocurrió en los últimos comicios que ganó” éste en 2009, cuando Abdulá se retiró por alegaciones de fraude masivo.

“Todo afgano posee al menos un arma en casa, por lo que es muy fácil comenzar a luchar contra los corruptos y echarlos fuera del país”, amenazó Panjshiri, de etnia tayika, la misma de Abdulá por ascendencia materna.

Tayikos y miembros de la comunidad hazara eran mayoría entre los asistentes a la manifestación, quienes se distinguen fácilmente por sus rasgos mongoloides de los pastunes, etnia a la que pertenecen el 40% de los afganos, entre ellos Karzai y el aspirante Gani.

Según diversos analistas, la polarización étnica de los comicios podría traer consigo el fantasma de una guerra civil en Afganistán, a lo que se sumaría la situación ya de por sí inestable derivada del conflicto entre el Gobierno y los talibanes.

“Si los problemas continúan seremos testigos de muchos sucesos en Afganistán. Los afganos son gente emocional, quieren que se respeten sus derechos y les apoyaremos de todo corazón hasta el final”, avisó a Efe un miembro del equipo de Abdulá, Fazel Ahmad Oryajail.

“Tenemos pruebas suficientes para demostrar que la comisión electoral afgana y el Gobierno permitió el fraude y que Karzai no fue imparcial”, añadió Oryajail, quien reveló que hoy no se llevarán a cabo nuevas movilizaciones en Kabul.

Las protestas de ayer se produjeron un día después de que el equipo de Abdulá divulgase una grabación en la que el gobernador de la provincia de Maidan Wardak (este), Ataulá Jogyani, pedía a un mando militar que no impidiese el relleno de las urnas con votos ilegales.

Otra de las pruebas hechas públicas mostraba a un hombre que rellenaba una urna electoral en la provincia oriental de Paktika, de acuerdo con el canal local Tolo TV.

La primera revelación de supuestas pruebas de fraude en los comicios provocó el lunes la dimisión del secretario de la Comisión Electoral Independiente (IEC, en inglés) de Afganistán, Zalilul Haq Amarjail, algo que había solicitado Abdulá en repetidas ocasiones.

En la cinta de audio se escuchaba al secretario en una conversación telefónica con miembros del equipo de Gani en la que hablaban de fraude durante la segunda vuelta, aunque no fue probada la autenticidad de la grabación.

“Si existe fraude deberá ser la IEC la que lidie con él y no Abdulá y su tendencia a generar problemas a diario”, sentenció a Efe un portavoz de Gani, Faizulá Zaki, quien aseveró que Abdulá debería preocuparse “por la nación y no por sus propios intereses”.

“Estamos en contacto con la IEC e incluso nosotros hemos hecho también denuncias por fraude, pero la IEC trabaja en ello, por lo que no es necesario bloquear carreteras” como los seguidores de Abdulá, añadió.