Tráfico | T 47° H 80%

Latinoamérica

Venezuela deplora las declaraciones de la oficina de la ONU sobre la violación de derechos

WUNI News
06/28/2014 4:25 PM

Caracas, 28 jun (EFE).- Venezuela tildó hoy de “deplorables” unas declaraciones de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos sobre supuestas violaciones de derechos fundamentales durante las protestas en el país y las achacó a “opiniones de cierto funcionariado incrustado” en Naciones Unidas.

En un comunicado de la cancillería, Venezuela afirma que, guiada por ese “funcionariado”, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos se ha sumado a “la infame campaña internacional de descrédito” en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos hizo pública el viernes su inquietud por denuncias sobre violaciones de derechos fundamentales en las recientes marchas de protesta en Venezuela, en particular por la vulneración de los principios mínimos de justicia.

“Nos preocupan en particular las denuncias sobre violaciones del debido proceso y la situación de los jóvenes detenidos de una reputada organización de derechos humanos en Venezuela, las que incluyen palizas y falta de información sobre el paradero de los detenidos”, declaró el viernes la oficina a través del portavoz Rupert Colville.

En respuesta, el Gobierno de Venezuela dijo hoy que “deplora” que haya “sustentado sus infelices y deplorables declaraciones apelando nuevamente a información suministrada por organizaciones de cuestionada reputación”, añadió.

Esas instancias de derechos humanos que se tienen como “reputadas”, replicó el comunicado oficial venezolano, “han sido partícipes del plan para intentar derrocar al Gobierno” de Maduro y gozan de financiación del “Departamento de Estado estadounidense”.

“Venezuela rechaza de la manera más contundente, por infundadas y aviesas”, tales declaraciones, que se producen, aseguró, “en el contexto del intento de derrocamiento violento contra el Gobierno constitucional y democrático” de Maduro.

Lo dicho por las autoridades de esa instancia de la ONU refleja, insistió el texto oficial venezolano, “falta absoluta de objetividad e imparcialidad”.

Lo peligroso de ello es que “alienta”, prosiguió, acciones terroristas en otras zonas del planeta.

En concreto, las declaraciones “han constituido un aliento a los grupos terroristas religiosos, racistas y neonazis que recientemente han ocasionado tanta destrucción, muerte y sufrimiento a los pueblos de Libia, Siria, Ucrania y muchos países de África”, dice la nota del Gobierno venezolano.

Pese a sus valoraciones, remata su texto asegurando que “ratifica su disposición de seguir colaborando con la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dentro del marco del respeto a la dignidad y competencia de los Estados y en la defensa auténtica de los derechos humanos de todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo”.