Tráfico | T 29° H 60%

Boxeo

Crawford retiene su cetro ligero al dar una paliza al cubano Gamboa

WUNI News
06/29/2014 6:11 AM

Redacción Deportes (EEUU), 29 jun (EFE).- El estadounidense Terence Crawford retuvo su corona del peso ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al dar una lección al retador cubano Yuriorkis Gamboa y vencerlo por nocáut técnico a los 2:53 minutos del noveno asalto.

La pelea, disputada en Omaha (Nebraska), lugar de nacimiento de Crawford, era la primera defensa del cetro que hacía el norteamericano después que lo consiguió el marzo pasado al vencer por decisión unánime a Ricky Burns.

El aún campeón entendió la pelea del cubano y a partir del tercer asalto dominó por completo el cuadrilátero y mandó a la lona en cuatro ocasiones a Gamboa, que estuvo fuera de distancia debido a que fue su primera pelea tras un año de inactividad.

El cubano inició el combate de manera violenta, y mostrando rapidez en las manos y piernas pudo dominar durante los primeros asaltos a Crawford, medallista de oro de los Juegos Panamericanos de Río 2007.

Pero el campeón cambió su táctica de boxeo y usando un “jab” perfecto de izquierda mantuvo bajo control y a distancia a Gamboa, y lo castigaba con combinaciones de derecha.

En el quinto asalto, el estadounidense mandó a la lona al cubano en la primera caída de la noche.

En el octavo Crawford nuevamente atacó con poderosa derecha volvió a mandarlo a la lona al púgil antillano, que siguió mostrando valentía en el cuadrilátero, pero cada vez menos fondo físico.

Un asalto después, Crawford quiso concluir el trabajo y derribó en dos ocasiones a Gamboa, que ya no tenía ningún tipo de respuesta al castigo que recibía.

Crawford, de 26 años, con el triunfo mantuvo su marca de invicto al conseguir el número 24 como profesional y 17 han sido por la vía rápida.

El árbitro de la pelea, Genaro Rodríguez decidió poner fin al desigual combate.

Mientras que Gamboa, de 32 años, medalla de oro en los Juegos Panamericanos del 2003 y en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, sufrió su primera derrota como profesional y dejó la marca en 23-1, incluidos 16 triunfos conseguidos por la vía del nocáut.