Tráfico | T 48° H 80%

Nacionales

Familia critica el “abandono” de un veterano de guerra hispano que se suicidó

WUNI News
06/29/2014 8:51 PM

San Diego (EE.UU.), 29 jun (EFE).- Los familiares del excombatiente Elías Reyes Jr., quien se suicidó el pasado mes de abril, lamentaron hoy la “difícil vida” que tuvo el soldado desde que abandonó el servicio militar, obstaculizada por los sucesivos aplazamientos que recibió de la oficina de veteranos para brindarle el servicio médico al que tenía derecho.

“El gobierno no nos cumplió, él fue a dar la vida por el país y cuando regresa no tuvo ni acceso a los servicios médicos que le fueron prometidos”, denunció su hermana Margarita Reyes, quien rememoró que el veterano de guerra tenía que esperar en ocasiones hasta seis semanas para ser atendido.

Elías Reyes Jr. fue un miembro de la Marina de Estados Unidos entre 2004 y 2008, lapso durante el cual combatió en Irak y Afganistán hasta que un accidente con un explosivo le ocasionó un trauma en el cerebro y, a su regreso a su hogar en California, fue diagnosticado con estrés postraumático.

No obstante, el soldado estadounidense se graduó en filosofía por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) en 2012, y su idea era entrar a la escuela de medicina para convertirse en doctor.

El pasado 12 de abril, sus familiares recibieron la noticia de que Elías, de 27 años, se había suicidado. Ni su hermana, ni su madre María Trinidad Jauregui encuentran aún una explicación a la decisión que tomó el veterano de guerra.

Ambas asistieron hoy a un oficio religioso celebrado en el Parque de la Amistad, emblemático sitio en la frontera entre Tijuana y San Diego, en dónde decenas de personas recordaron la memoria de Reyes y pusieron de manifiesto la “injusta situación” que viven los veteranos de guerra que han sido deportados del país.

Margarita Reyes reveló que se encuentra preparando un documental donde busca plasmar lo que viven los soldados deportados, quienes tras servir en combate ven perder sus beneficios y derechos.

“No es solo mi hermanito y sus amigos, son muchos miles de soldados los que están en esta situación, y peor los que están deportados y no tienen los servicios”, explicó Reyes.

Entre los que asistieron hoy a la misa en recuerdo del excombatiente figuró Héctor Barajas, ex integrante del ejército y que tras ser deportado fundó el grupo “Veteranos Desterrados”.

“Ser soldado no es fácil, es muy difícil lo que mira uno. Cuando uno regresa, vive situaciones muy difíciles”, explicó Barajas, quien lamentó el caso de Elías Reyes y lo que tuvo que sufrir su familia tras su muerte.

La familia rememoró que el excombatiente recibía un cheque de poco más de 400 dólares mensuales por incapacidad, pero tras su muerte recibieron una notificación de la Oficina de Asuntos Veteranos que solicitaba su devolución.

“Lamentamos la muerte de Elías y expresamos nuestras condolencias. Por favor, sepan que Elías no es elegible para beneficios en el mes que ocurrió su muerte”, decía el escrito.

María Trinidad Jauregui, residente en Indio, California, reveló que se sintió “aplastada y muy dolida” con el gobierno estadounidense, que “le dio la espalda” a su hijo y encima les pidió la devolución de un cheque.

Barajas, de 36 años, pidió una mayor atención del Gobierno a sus veteranos, quienes merecen recibir los servicios prometidos cuando se enrolaron en las fuerzas armadas para servir al país.