Tráfico | T 37° H 93%

Fiesta del Fútbol | Fútbol

Francia y Nigeria, duelo de carisma en los banquillos por un puesto en cuartos

WUNI News
06/29/2014 7:00 AM
Actualizada: 06/30/2014 11:36 AM

Brasilia, 29 jun (EFE).- Francia y Nigeria lucharán mañana por alcanzar los cuartos de final del Mundial en un partido marcado por el carisma de sus dos entrenadores: Didier Deschamps y Stephen Keshi.

A Deschamps se le ha tildado en numerosas ocasiones de ser un entrenador excesivamente defensivo. Le gusta jugar con un 4-2-3-1, aunque a veces, si necesita remontar un resultado, es capaz de jugar con un 4-3-3.

Sin embargo, no es en el aspecto táctico donde brilla la otrora estrella del Olympique de Marsella, sino en su gestión del grupo.

Lo cual se antoja imprescindible después de la debacle sufrida por la selección francesa en el Mundial de Sudáfrica, en 2010, donde no fueron capaces de pasar de la fase de grupos de la mano del polémico entrenador Raymond Domenech, en gran medida debido a los numerosos problemas internos del grupo.

En estos momentos, Francia posee una interesante mezcla de veteranía y juventud. Favorecida además por la madurez mental que por fin han alcanzado algunas eternas promesas, como Karim Benzema y Yohan Cabaye.

El delantero del Real Madrid marcó sendos dobletes en los dos primeros encuentros del torneo. Mientras que el segundo se ha convertido en un pilar en el centro del campo.

Tal es el peso de ambos que Francia logró dos magníficas victorias en los dos primeros encuentros, frente a Honduras (3-0) y a Suiza (2-5).

Mientras que en el último partido de la fase de grupos, en el que Benzemá no marcó, ni Deschamps pudo contar con la participación de Cabaye por acumulación de tarjetas, los galos apenas pasaron de un pobre empate a cero frente a Ecuador.

En cuanto a los jugadores más jóvenes, cuatro son los nombres a tener en cuenta.

En la defensa Raphael Varane y Mamadou Sakho se han convertido en un muro difícil de superar. Si bien ambos arrastran problemas físicos que podrían apartarles el próximo lunes del once inicial.

Entre los más jóvenes destaca la eclosión de Paul Pogba. El centrocampista de la Juventus es un jugador clave en el esquema del técnico. A sus 21 años y con 191 centímetros de altura, Pogba es poderoso en la recuperación, tiene una gran técnica y, además, marca goles.

Y, por último, está Antoine Griezmann. Su técnica y su capacidad de desborde encajan como un guante en el sistema táctico de Deschamps. Capaz tanto de anotar, como de asistir a sus compañeros, su zurda es un auténtico estilete al servicio de la selección.

En el otro lado del campo estará la selección de Nigeria, comandada por el carismático Stephen Keshi, que mantiene una tensa relación con la Federación de Fútbol de Nigeria.

De hecho, en 2013, dimitió de su cargo el día después de alzarse con la Copa de África. Incluso ha llegado a afirmar, poco antes del inicio del Mundial, que hay seis selecciones llamando a su puerta por lo que Nigeria “no será el último país” que entrene.

De momento, Keshi ya es el primer técnico africano en pasar la fase de grupos y, además, al hacerlo ha igualado el mejor registro de las Súper Águilas: los octavos de final, conseguidos en los mundiales de Estados Unidos y Francia, en 1994 y 1998, respectivamente.

La indiscutible estrella del equipo es Obi Mikel, que juega un poco más adelantado de lo que lo hace en el Chelsea y que, además, responde con creces a una responsabilidad que José Mourinho no termina de darle en el equipo inglés.

Keshi no es amigo de realizar muchos cambios y hasta ahora viene contando en el torneo con un bloque de ocho jugadores fijos.

Entre ellos destacan el portero Vincent Enyeama, jugador del Lille que el lunes se reencontrará con numerosas caras que le son de sobra conocidas; y el jugador del Celtic de Glasgow Efe Ambrose, un lateral con mucho recorrido capaz de sumarse al ataque.

Dentro del esquema 4-3-3, la responsabilidad del ataque recae en el punta Emmanuel Emenike y en los extremos Peter Odemwingie y Ahmed Musa.

Este último, de momento máximo goleador de las Súper Águilas con dos goles, ha conseguido desplazar al banquillo al eterno aspirante a estrella, Victor Moses, quién no termina de convencer a Keshi y además arrastra algunas molestias musculares desde el primer partido frente a Argentina.

Con este bloque las Súper Águilas han logrado superar la fase de grupos con tan solo cuatro puntos, obtenidos merced a una victoria frente a Bosnia (1-0) y a un empate frente a Irán (0-0), y pese a la derrota sufrida contra Argentina (2-3).

Ahora, sólo falta saber si grabarán sus nombres en los libros de historia consiguiendo clasificar al equipo nigeriano por primera vez para los cuartos de final.

- Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Debuchy, Varane, Sakho o Koscielny, Evra; Cabaye, Matuidi, Pogba; Valbuena, Griezmann y Benzema.

Entrenador. Didier Deschamps

Nigeria: Enyeama; Ambrose, Yobo, Omeruo, Oshaniwa; Onazi, Uchebo, Mikel; Musa o Moses, Odemwingie y Emenike.

Entrenador: Stephen Keshi.

Arbitro: Mark W. Geiger (USA)

Estadio: Mané Garrincha

Hora: 13:00 local (16:00 GMT).

Rafael Salido

Etiquetas