Tráfico | T 48° H 100%

Automovilismo/Motociclismo

Los hermanos Márquez vuelven a repetir doblete

WUNI News
06/29/2014 4:20 AM

Assen (Holanda), 29 jun (EFE).- Cuando en el Gran Premio de Cataluña los hermanos Márquez, Álex y Marc, lograron la victoria en sus respectivas categorías, el hito era importante pero no único pues antaño lo habían logrado los hermanos Milani en el circuito italiano de Monza en 1951, pero lo que ya es exclusivo es el doblete conseguido en el Gran Premio de Holanda, que ayer concluyó en Assen.

La victoria de Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en MotoGP y la de Alex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Honda) en Moto3 en el circuito holandés de Assen, conocido para muchos como “La Catedral”, además de entrar en los libros de las estadísticas marca lo acertado de una forma de entender la vida y de entrenarse, la estos dos hermanos, que comparten aficiones casi a todas horas del día.

Se entrenan juntos, viven juntos y el mejor consejo que les han podido dar nunca sus padres, Juliá y Roser, es que disfruten con lo que hacen y el día que no lo hagan que lo dejen, pero a tenor de lo visto en Holanda hay saga Márquez para muchos años.

La cita de Assen, por las especiales características de este circuito estaba marcado en rojo en el calendario de Marc, que sabía que en función de las condiciones meteorológicas la situación se le podía complicar mucho: nada más lejos de la realidad.

Una vez más con una estrategia perfectamente marcada junto a su equipo, Marc Márquez supo sacar provecho de la situación, aún sin haber logrado el mejor tiempo de entrenamientos, para controlar una carrera mucho más complicada de lo previsto por la lluvia, pero acertó y la recompensa fue la octava victoria consecutiva de la temporada con una suficiencia y autoridad pasmosa.

De líder a líder, el resultado no fue el mismo. La superioridad de Marc Márquez en MotoGP no tuvo el mismo reflejo en el rendimiento del español Esteve “Tito” Rabat (Kalex), quien en Moto2 no pudo ejercer su rol dominador y se vio abocado a una más que discreta octava plaza en un medio, la lluvia, que nunca se alió con sus intereses, pero que sirvió para que un viejo conocido del campeonato se reencontrase con la victoria.

El australiano Anthony West, al manillar de una de las dos Speed Up del equipo de la Federación de Qatar que dirige el español Luis Solano se subió once años después a lo más alto del podio de la categoría intermedia.

En 2003 y en las mismas condiciones West se impuso en la carrera de los 250 c.c. y ahora volvió a ganar, aunque para ello tuvo que aguantar los ataques finales del español Maverick Viñales (Kalex), que se mostró el más avezado en unas condiciones muy complicadas.

En descargo de “Tito” Rabat se podría reseñar el percance que tuvo cuando marchaba camino de la formación de salida y que por muy poco no le hizo salir desde su taller -le salvó el retraso de la salida por la granizada que cayó en esos instantes-, quizás esa situación le hizo ser mucho más conservador de lo que habitualmente suele ser.

Mucho más clara fue la victoria de Alex Márquez, quien protagonizó una salida impecable y en cuanto vio que el líder del mundial, el australiano Jack Miller (KTM), se iba al suelo vio en ese percance su oportunidad de lograr la victoria y la consiguió por segunda vez consecutiva.

Todo un hito deportivo que los dos hermanos, Alex y Marc Márquez, ya tienen en su poder en los libros de estadísticas. Juan Antonio Lladós