Tráfico | T 53° H 57%

Economía | Nacionales

Obama conversará con Bachelet de acuerdo transpacífico, energía y educación

WUNI News
06/29/2014 5:02 PM

Washington, 29 jun (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibe mañana lunes a la mandataria de Chile, Michelle Bachelet, con quien quiere conversar sobre la cooperación energética y educativa, las negociaciones para el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y asuntos de la agenda internacional, como Irak y Ucrania.

Acompañado por su vicepresidente, Joe Biden, Obama se reunirá por la mañana con Bachelet, a quien ya recibió en la Casa Blanca durante el primer mandato de la política chilena en 2009.

“La visita subrayará nuestra cercana relación con Chile y nuestra fuerte alianza con la Administración de Bachelet para impulsar la paz y la seguridad globales, la inclusión social y el libre comercio”, señaló la Casa Blanca este viernes.

Ante la inestabilidad en países como Irak, Siria y Ucrania, el Gobierno de Obama no olvida que Chile es un miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU hasta diciembre de 2015 y se espera que trate de conseguir su apoyo para futuras resoluciones en torno a esas tres crisis.

Obama “quiere consultar con Bachelet sobre asuntos del Consejo de Seguridad Nacional, otros asuntos multilaterales y regionales y las negociaciones del TPP, además de sobre cómo expandir los intercambios educativos y profundizar la colaboración en las áreas de energía, ciencia y tecnología”, precisó la Casa Blanca.

La visita de Bachelet se produce tras acabar de cumplir sus primeros cien días de su Gobierno y es la segunda que Obama mantiene en un año con un jefe de Gobierno chileno, tras la que sostuvo el pasado junio con el entonces presidente, Sebastián Piñera.

No en vano, Chile se considera en Washington como uno de los aliados más firmes de EE.UU. en Latinoamérica, y esa relación cobra especial importancia ante los esfuerzos del Gobierno de Obama por cerrar antes de noviembre las negociaciones del TPP.

El TPP es un acuerdo de libre comercio firmado en 2005 por Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur, y al que ahora quieren agregarse ocho países: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

Mientras Obama quiere imprimir urgencia a las negociaciones para tratar de aprobar un pacto antes de las elecciones legislativas de noviembre en su país, el Gobierno de Bachelet ha mirado hasta ahora con cierta distancia el acuerdo, poniendo en duda sus beneficios para el país suramericano.

“Chile ya tiene tratados de libre comercio por separado con todos los Gobiernos que están en las negociaciones del TPP, así que quiere asegurarse de que no perderá nada al entrar en el mega acuerdo”, dijo a Efe el presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

“Las cuestiones de propiedad intelectual estarán en la agenda, pero es poco probable que las diferencias entre los dos Gobiernos se solucionen en este encuentro” en la Casa Blanca, agregó.

Sí se espera que el ministro de Energía de Chile, Máximo Pacheco, firme un acuerdo energético con las autoridades estadounidenses, si bien no está previsto que incluya nada relacionado con la posibilidad de que EE.UU. exporte gas natural licuado a Chile, algo que ya solicitó Piñera en su visita el año pasado.

“El gas natural licuado tiene el potencial de ser el próximo ‘gran paso’ en la relación bilateral”, aseguró el director para las Américas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), Carl Meacham, en la página web de ese laboratorio de ideas.

“Pero la realización de ese potencial puede que esté todavía a unos años de distancia”, puntualizó Meacham, al recordar que no se espera que EE.UU. comience a exportar ese tipo de gas hasta 2016.

La Administración de Bachelet ha hecho de la agenda energética una de sus prioridades, para reducir la fuerte dependencia de un país que importa alrededor de un 70 % de la energía que consume.

Por lo demás, los dos presidentes hablarán sobre cooperación en educación: Obama está interesado en aumentar los intercambios educativos con la región, mientras que Bachelet quiere “extender su acceso a los centros académicos de EE.UU. que se especializan en sus prioridades, como la biotecnología”, recordó Shifter.

Se espera también que repasen cuestiones regionales, como “la crisis política actual en Venezuela o el enfoque de EE.UU. hacia Cuba, que es el principal punto por resolver en las preparaciones para la Cumbre de las Américas de 2015″, señaló ese experto.

“Para Bachelet, que quiere que su Administración ayude a cerrar la brecha en Suramérica entre los países del Pacífico y los del Atlántico, una relación sólida con Washington es esencial. Y para Obama, que ha sido acusado de distanciarse de la región, el encuentro es una buena oportunidad para demostrar que tiene una agenda positiva con un país suramericano”, concluyó Shifter.

Etiquetas