Tráfico | T 48° H 66%

Nacionales

Allen generó la gran sorpresa de la jornada final con triunfo en 110 vallas

WUNI News
06/30/2014 3:50 AM

Redacción Deportes (EEUU), 30 jun (EFE).- El corredor novato Devon Allen generó la gran sorpresa de la última jornada de los campeonatos de Estados Unidos de atletismo al aire libre, disputados en Sacramento (California), al vencer en la prueba de los 110 metros vallas y conseguir el título nacional.

Allen superó al campeón defensor Rayn Wilson por cinco centésimas de segundo tras establecer un tiempo de 13.16, mientras que su rival se quedó con 13.160 y David Oliver fue tercero (13.23).

Ronnie Ash, que fue el mejor en las semifinales, sufrió una caída en las finales y abrió la puerta al gran triunfo conseguido por Allen, que se convirtió en el primer campeón universitario y nacional desde que lo lograse Renaldo Nehemiah, en 1979.

El dos veces campeón de la NCAA (universitario) del salto de pértiga, Sam Kendricks, logró también el doble título al ganar la competición nacional con un salto de 5,75 metros, que lo dejó como el primero que alcanzó los dos premios desde que lo hiciese Lawrence Johnson, en 1996.

Curtis Mitchell fue el campeón de la prueba de los 200 metros masculinos al establecer un tiempo de 20.13 y superó al olímpico Wallace Spearmon, que fue segundo con marca de 20.19.

Duane Solomon dominó de principio a fin la prueba de los 800 metros masculinos que le permitió establecer una nueva marca del Hornet Stadium, donde se disputaron los campeonatos, al registrar un tiempo de 1.44.30, seguido por Casimir Loxsom, que en su primer año como profesional impresionó con un registró de 1:45.97, mientras que Erik Sowinski fue tercero (1:46.94).

Otro que estableció la mejor marca del estadio fue Jeff Henderson al ser el nuevo campeón nacional del salto de longitud con su mejor registro como profesional (8,52 metros), que superó también la marca establecida en el mismo escenario por Dwight Phillips durante las pruebas preolímpicas del 2004.

John Nunn ganó la prueba de los 20 kilómetros marcha y logró su segundo título nacional al aire libre, primero desde el 2010, al establecer un tiempo de 1:27:56.39, mientras que Patrick Stroupe fue segundo (1:29:26.68) y Nick Christie llegó tercero (1:29:52.67).

Evan Jager, campeón de las pruebas preolímpicas en el 2012, cumplió con los pronósticos y ganó su segundo título nacional en la prueba de los 3000 metros obstáculos al conseguir un tiempo de 8:18.83, seguido por Daniel Huling (8:19.73).

Dentro de la competición femenina, Jenny Simpson estuvo imparable en la prueba de los 1500 metros al conseguir el título después de lograr un tiempo de 4:04.96.

Simpson dominó de principio a fin, superando a los medallistas María Caín y Katie Mackey que concluyeron la prueba con marcas de 4:06.34 y 4:07.70, respectivamente.

Inika McPherson estableció un récord de estadio, así como una nueva marca personal, barriendo los títulos nacionales de salto de altura del 2014 títulos, después de establecer un registro de 2,00 metros.

McPherson, que también había ganado el título nacional de pista cubierta a principios de año al lograr un salto de 1,91 metros, tuvo como máxima rival a la plusmarquista Chaunte Lowe, que quedó segunda al lograr un salto de 1,94 metros.

Ajee’ Wilson ganó su primer título nacional de pista al aire libre en 800 metros femeninos al establecer un tiempo de 1:58.70, que también fue marca de estadio.

A pesar que no había sido la mejor en las semifinales, Jeneba Tarmoh venció en los 200 metros femeninos con marca de 22.06, seguida por Kimberlyn Duncan y Joanna Atkins, que capturaron la plata y el bronce con tiempos de 22.10 y 22.19, respectivamente.

Kori Carter ganó su primer título nacional en 400 metros vallas femeninos al cruzar la meta y dejar un tiempo de 53.84, el mejor por una estadounidense este año.

La olímpica Georganne Moline alcanzó la medalla de plata con un tiempo de 54.00 y Cassandra Tate ganó el bronce al establecer un registro de 54.70 segundos.

Gia Lewis-Smallwood continuó su fenomenal carrera durante el 2014 con el título de disco femenino, superando ampliamente a sus rivales después de establecer un registro de 65,96 metros en el tercer intento que la dejó con el triunfo.