Tráfico | T 50° H 94%

Economía | Latinoamérica

El Ejército colombiano atribuye al ELN un ataque contra el campamento de un oleoducto

WUNI News
06/30/2014 3:41 PM

Bogotá, 30 jun (EFE).- El Ejército colombiano atribuyó hoy a la guerrilla del ELN el atentado del domingo contra el campamento principal del oleoducto Caño Limón-Coveñas en el departamento de Arauca, que dejó 13 civiles heridos, y anunció que demandará a esa organización por violaciones de los Derechos Humanos.

“Condeno el atentado aleve y criminal cometido en Arauca por el grupo terrorista del ELN contra la población civil en estado de indefensión”, manifestó el comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla, en un mensaje vía Twitter.

Según el general Lasprilla, el ataque con explosivos contra el campamento de la petrolera OXY en Arauquita, en la frontera con Venezuela, fue cometido por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), guerrilla que tiene una fuerte presencia en esa zona y que está en diálogos exploratorios de paz con el Gobierno.

El ataque se produjo la tarde del domingo cuando un grupo de trabajadores del oleoducto asistía a una misa en las instalaciones del campamento, y entre los heridos está el sacerdote que oficiaba la eucaristía, quien sufrió lesiones en la cabeza.

“Guerrilleros del ELN lanzaron cilindro bomba contra un grupo de operarios y funcionarios que asistían a misa realizada en Caño Limón-Coveñas”, agregó el comandante del Ejército.

El general Lasprilla dijo en otro mensaje: “El Ejército demandará al ELN por la flagrante violación a los DD.HH. y al DIH (Derecho Internacional Humanitario) en contra de la comunidad en Arauca”.

Según el Ejército, los cilindros bomba utilizados por el ELN son un “arma no convencional” y su uso constituye una violación de los Derechos Humanos y del DIH.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, se trasladó hoy con el mando militar a Arauca para celebrar un consejo de seguridad en el que se analizará la situación en ese departamento tras el atentado.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, de 780 kilómetros de longitud y que transporta el crudo extraído en los campos petroleros de Arauca hasta el puerto de Coveñas, en el Caribe, ha sido objeto de numerosos atentados desde hace décadas por parte de los grupos guerrilleros, principalmente del ELN.

Los ataques, que habían disminuido en los últimos años, se recrudecieron en este 2014, hasta el punto de que el transporte de crudo por la tubería ha estado paralizado durante varias semanas.

Según la petrolera estatal Ecopetrol, el ELN atentó en tres ocasiones como mínimo contra el oleoducto en los últimos diez días, lo que causó una nueva paralización del transporte de crudo.

El último de los atentados ocurrió el sábado en la zona rural del municipio de Teorama (Norte de Santander).