Tráfico | T 57° H 67%

Mundo

Pérez Molina dice que la migración de niños debe tratarse desde una visión humanitaria

WUNI News
06/30/2014 7:23 PM
Actualizada: 06/30/2014 9:57 PM

Guatemala, 30 jun (EFE).- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, afirmó hoy que la migración ilegal de niños no acompañados a Estados Unidos debe tratarse desde un punto de vista humanitario.

“El mensaje que mantengo es que esto debe ser tratado desde una visión humanitaria”, subrayó el mandatario este lunes tras participar en los actos de celebración del 143 aniversario del Ejército de Guatemala.

Pérez Molina espera que, con el trato humanitario, los menores que tengan a sus padres en Estados Unidos cuenten con la oportunidad de quedarse en el país norteamericano, buscando así la reunificación familiar.

El mandatario confirmó que participará en la investidura de Juan Carlos Varela como presidente de Panamá, país en el que se entrevistará además con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

El funcionario norteamericano se reunirá el martes en Panamá con líderes de El Salvador, Honduras y Guatemala con el fin de profundizar la estrategia conjunta ante la crisis, de acuerdo a la Casa Blanca.

El presidente guatemalteco también recordó que la primera dama de la nación, Rosa Leal de Pérez, viajará el martes a Arizona, Estados Unidos, donde abrirá dos centros de atención para niños migrantes.

“La primera dama está haciendo una labor muy importante y silenciosa. Desde hace dos años y medio ella ha trabajado por los niños migrantes”, destacó Pérez Molina, quien precisó además que “somos el país que mas acciones ha impulsado en el tema”.

Leal de Pérez se reunirá con los encargados de las patrullas fronterizas, albergues, líderes guatemaltecos, organizaciones no gubernamentales, entre otros.

Alrededor de 90 niños no acompañados cruzan la frontera suroeste de EE.UU. cada día y en los últimos nueve meses han sido detenidos 52.000 menores tras entrar de manera ilegal al país, según datos del gobierno estadounidense.

Los niños son procedentes en su mayoría de México, Guatemala, El Salvador y Honduras, de acuerdo a la misma fuente.

Estados Unidos anunció el pasado 20 de junio que destinaría 254 millones de dólares más a los tres países centroamericanos con el fin de ayudar a la reinserción de los migrantes que sean repatriados y para programas de desarrollo social y seguridad.