Tráfico | T 52° H 97%

Espectáculos

Ucrania relanza la ofensiva contra los separatistas en el sureste del país

WUNI News
06/30/2014 9:27 PM
Actualizada: 07/01/2014 11:50 AM

Kiev, 1 jul (EFE).- Ucrania relanzó hoy una amplia ofensiva militar contra varios enclaves controlados por los separatistas prorrusos en el sureste del país después de que el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, diera esta madrugada por terminado el alto el fuego que regía desde hace diez días.

“Esta mañana se reanudó la fase activa de la operación antiterrorista. Nuestras fuerzas armadas asestan golpes a las bases y los puestos fortificados de los terroristas”, declaró hoy el presidente de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, Alexandr Turchínov, al inaugurar la plenaria del Legislativo.

El reinicio de las operaciones militares se saldó con al menos seis muertos en las primeras horas de la ofensiva, todos ellos en la ciudad de Kramatorsk, vecina de Slaviansk, ambas bastiones de la rebelión prorrusa que estalló en las regiones de Donetsk y Lugansk a mediados del pasado mes de abril.

“Esta mañana cuatro personas murieron y otras cinco resultaron heridas de distinta consideración en Kramatorsk, cuando el microbús en que viajaban cayó bajo fuego de artillería”, reconoció en su página web la administración de la región de Donetsk, leal al Gobierno de Kiev.

Otras dos personas, el conductor de un autobús y una pasajera, murieron poco después también por fuego de artillería en otro sector de la ciudad, declaró a la agencia rusa Interfax un portavoz del mando de las milicias separatistas.

Mientras en Donetsk, capital de región homónima, un policía murió y otros dos resultaron heridos graves en el asalto de los insurgentes prorrusos a la comisaría central de la ciudad, según el ministro de Interior ucraniano, Arsén Avákov.

Tras el relanzamiento de la ofensiva ucraniana, los combates se han acercado a la capital de Donetsk, de un millón de habitantes y en manos de los rebeldes desde el inicio de la sublevación.

Apenas dos horas después de que Poroshenko anunciara el fin del alto el fuego, los tiroteos se reanudaron en el área del aeropuerto de Donetsk, situado en un barrio periférico de la capital regional.

Las fuerzas ucranianas y los milicianos también libraron intensos combates en las localidades de Marinka y Kárlovka, a unos 20 kilómetros al este de Donetsk.

Los enfrentamientos se extienden a la vecina región de Lugansk, donde, además de encarnizados combates en los tramos de la frontera con Rusia controlados por los rebeldes, la aviación ucraniana golpeó las posiciones de los insurgentes en los alrededores de la capital homónima, de medio millón de habitantes.

El presidente ucraniano decidió volver a lanzar la operación antiterrorista a pesar de que poco antes, la canciller alemana, Angela Merkel, y el mandatario francés, Francois Hollande, le pidieron que concediera otra prórroga al cese de hostilidades.

“Vamos a avanzar y vamos a liberar nuestra tierra. La extraordinaria oportunidad para dar vida al plan de paz ha sido desperdiciada”, dijo esta madrugada el líder ucraniano en un mensaje a la nación.

Según el jefe del Estado, “la dirección política de los separatistas mostró su falta de deseo o su incapacidad de controlar sus unidades terroristas”.

En la conversación con Merkel y Hollande, en la que también participó el presidente ruso, Poroshenko sí aceptó expresamente mandar a representantes de su Gobierno a una nueva ronda de consultas con los prorrusos.

Kiev considera que la reanudación de las operaciones militares no impide la celebración de esa reunión, que podría tener lugar en Minsk, capital de la vecina Bielorrusia.

“Se ha tomado la decisión de reanudar el trabajo del llamado grupo de contacto tripartito (Ucrania, Rusia y la OSCE, además de representantes de los separatistas). Es posible que la próxima reunión del grupo no sea en el este de Ucrania, puede que sea en Minsk”, dijo la representante de Poroshenko para el plan de paz, Irina Guerashenko.

Uno de los líderes de los sublevados, el viceprimer ministro de la autoproclamada república popular de Donetsk, Andréi Purgín, apuntó que las consultas con las autoridades ucranianas pueden continuar a pesar del fin del alto el fuego.