Tráfico | T 72° H 93%

Fútbol

Directivo dice que buscarán la continuidad de Herrera en el banquillo de México

WUNI News
07/01/2014 1:10 AM
Actualizada: 07/01/2014 10:39 AM

México, 30 jun (EFE).- La continuidad del seleccionador mexicano Miguel Herrera se analizará en los próximos días, aunque la idea es que sea ratificado en el puesto para Rusia 2018, dijo hoy Héctor González Iñárritu, director de selecciones nacionales.

González Iñárritu, Herrera y Ricardo Peláez, director deportivo de la selección mexicana, ofrecieron una rueda de prensa tras el regreso a México de la selección que fue eliminado ayer por Holanda, en los octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

“La idea es la continuidad. Siempre hemos pensado que lo ideal es la continuidad, obviamente los resultados son muy importantes”, dijo González Iñárritu a medios.

“La plataforma está puesta para que Miguel siga en la selección nacional, no hay ninguna duda”, añadió el directivo.

Mientras que Herrera comentó que no hay prisa por tomar una decisión respecto a su futuro y lo primero que tiene que hacer es entregar un informe sobre la participación de México en Brasil.

“Si se dan las condiciones, tengo muchas ganas de seguir, pero vamos a esperar, no hay prisa, hay que pensar bien lo que sigue”, expresó Herrera, quien tenía la promesa que de cumplir una buena actuación en Brasil continuaría en el puesto hasta Rusia 2018.

Herrera dijo estar “triste, pero orgulloso de la actitud de los jugadores y de todo lo que dieron en la cancha” y recordó el equipo se quedó en el cuarto partido y la meta que pretendían, de avanzar a cuartos de final, no la consiguieron.

Mencionó que “ganó más de lo esperado” y tocó otra vez el tema del arbitraje “todas las jugadas dudosas, las marcaron contra nosotros y en tres de cuatro partidos así fue”.

Por otra parte, González Iñárritu indicó que para el segundo semestre del año están programadas tres Fechas FIFA, con dos partidos en septiembre, dos en octubre y dos en noviembre.

El regreso del Tricolor a su país causó revuelo entre los aficionados, quienes en gran cantidad, unos 3.000, fueron al Aeropuerto de la Ciudad de México a recibirles.

Los aficionados esperaron unas dos horas para ver a los jugadores, pero al no existir las condiciones de seguridad necesarias, los asistentes se quedaron con las ganas ya que fueron sacados de la terminal por otras puertas.

Etiquetas