Tráfico | T 57° H 64%

Latinoamérica

El Ministerio de Defensa colombiano pide a la ONU que condene las acciones del ELN

WUNI News
07/01/2014 6:01 PM
Actualizada: 07/01/2014 8:02 PM

Bogotá, 1 jul (EFE).- El Ministerio de Defensa de Colombia pidió hoy a la ONU que condene el atentado cometido el pasado domingo por el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN), contra un campamento del oleoducto Caño Limón-Coveñas, que dejó 13 heridos.

La acción terrorista coincidió con una serie de acciones de esa guerrilla, que cumplirá 50 años de creación el próximo viernes.

En una carta al representante de la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), Todd Howland, el despacho de Defensa denunció el atentado del domingo, el paro armado que el ELN convocó para esta semana y la detonación de una bomba de bajo poder que causó otros tres heridos en Bogotá.

La cartera de Defensa pide a la ACNUDH que “exprese su más enérgica condena por la reiterada y sistemática ocurrencia de estos hechos”, según la misiva difundida este martes a la prensa.

La carta señala que los ataques indiscriminados “realizados con el uso de armas improvisadas no convencionales y los atentados sistemáticos contra la población civil por parte de grupos armados ilegales, constituyen graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario y violaciones a los Derechos Humanos”.

El domingo pasado, un campamento de la petrolera OXY en la localidad de Arauquita (noreste), en la frontera con Venezuela, fue blanco de un ataque con explosivos que las autoridades atribuyeron al ELN, guerrilla que está en diálogos exploratorios de paz con el Gobierno.

Según el Ministerio de Defensa, integrantes del ELN lanzaron un explosivo contra un comedor en momentos en que se celebraba un oficio religioso, lo que causó heridas a 13 personas, entre ellas un sacerdote.

Al respecto, la estatal petrolera Ecopetrol lamentó y rechazó el ataque contra el oleoducto.

“Ecopetrol envía un mensaje de solidaridad a los afectados, quienes afortunadamente se encuentran estables, y a sus familias. También se solidariza con su socio Occidental Andina, operador del campo, compañía que se vio obligada a suspender sus operaciones industriales en Arauca ante la gravedad de la situación”, indicó la petrolera en un comunicado.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, de 780 kilómetros de longitud y que transporta el crudo extraído en los campos petroleros de Arauca hasta el puerto de Coveñas, en el Caribe, ha sido objeto de numerosos atentados desde hace décadas principalmente por la guerrilla del ELN.

El Ministerio de Defensa le atribuye al ELN otros tres atentados contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el principal del país, uno de ellos en la zona rural del municipio de Teorama, departamento de Norte de Santander (este).

Ese grupo insurgente secuestró este martes a un geólogo en el municipio de Curumaní, en el departamento del Cesar (norte), donde realizaba labores de cartografía.

Además, el Frente de Guerra Oriental, la principal unidad del ELN, anunció que entre el jueves y el domingo próximos realizará un paro armado en varias regiones del noreste del país.

La medida regirá “en vías, transporte y comercio de Arauca, Boyacá, Casanare y los Santanderes”, departamentos cercanos a la frontera con Venezuela, según la guerrilla.

También el ELN reivindicó el lunes el atentado perpetrado el pasado 20 de junio contra una estación de Policía en Bogotá, que causó heridas a un civil y a dos uniformados.

El pasado 10 de junio, el Gobierno y el ELN anunciaron el inicio de unas “conversaciones exploratorias” para un diálogo de paz, un camino que empezó a abrirse en agosto de 2012 cuando el presidente Juan Manuel Santos invitó a ese grupo a sumarse al diálogo que inició en noviembre de ese años en La Habana con las FARC.