Tráfico | T 88° H 55%

Latinoamérica

Identifican osamentas encontradas en un antiguo recinto del Ejército de Chile

WUNI News
07/01/2014 4:41 PM

Santiago de Chile, 1 jul (EFE).- Un juez chileno informó hoy de la identificación de unas osamentas encontradas en marzo de 1990 en un predio perteneciente al Ejército, que pertenecen a un opositor de la dictadura de Augusto Pinochet, detenido desaparecido desde finales de 1973, informaron fuentes judiciales.

Los restos, según informó el juez especial Leopoldo Llanos a los familiares de la víctima, corresponden a Joaquín Walker Arangua, un joven socialista que integró como voluntario el cuerpo de seguridad del presidente Salvador Allende.

Walker Arangua, de 30 años, fue detenido por efectivos de la Marina que irrumpieron en su domicilio el 30 de diciembre de 1973 y desde entonces se perdió su resto, por lo que su nombre fue integrado por los organismos defensores de los derechos humanos a la lista de detenidos desaparecidos.

En marzo de 1990 fueron encontrados en una fosa descubierta casualmente en el fundo “Las Tórtolas”, cerca de Santiago, pertenecientes en ese entonces al Ejército y actualmente a una minera privada, los restos de tres personas.

Tras los peritajes forenses del caso, las osamentas fueron identificadas inicialmente como pertenecientes a los dirigentes del Partido Comunista Vicente Atencio Cortez, Eduardo Contreras Prado y Alejandro Ávalos Davidson, detenidos y hechos desaparecer a mediados de la década de los 70.

El año 2013 se notificó a los familiares los resultados de los exámenes de ADN, confirmándose la identidad de Vicente Atencio Cortez y Eduardo Canteros Prado, pero se descartó que el cuerpo restante correspondiera a Alejandro Ávalos Davidson.

La justicia ordenó entonces nuevos peritajes para establecer la identidad de los restos, que finalmente resultaron ser los de Joaquín Walker Arangua.

Dos meses antes del secuestro que derivó en su desaparición, Joaquín Walker había sido detenido en Santiago también por efectivos de la Marina, que no obstante lo dejaron en libertad tres días más tarde, sin cargos.