Tráfico | T 30° H 60%

Baloncesto

Kidd a los Bucks; James quiere ser el mejor pagado de los agentes libres

WUNI News
07/01/2014 4:32 AM
Actualizada: 07/01/2014 10:40 AM

Houston (EEUU), 1 jul (EFE).- El entrenador Jason Kidd dejó el cargo con los Nets de Brooklyn y firmará con los Bucks de Milwaukee después que este equipo despidiese a Larry Drew, que la pasada temporada convirtió a la franquicia en una de las peores de la NBA.

El movimiento no ha sorprendido tras conocerse los problemas que tuvo Kidd la pasada temporada y que no fue despedido porque el dueño de la franquicia, el ruso Mikhail Prokhorov, que lo eligió, lo mantuvo en el puesto cuando el equipo comenzó muy mal la liga.

El gerente general Billy King, con el que nunca se llevó bien Kidd, estaba dispuesto a despedirlo, pero el apoyo que recibió de Prokhorov y de los veteranos, el ala-pivote Kevin Garnett y Paul Pierce, recién llegados a petición del nuevo entrenador, lo salvaron.

Luego completó una temporada “decente” con el equipo millonario que tenía y consiguió estar en la fase final de la que fue eliminado en la segunda ronda (4-1) por los Heat de Miami.

Ahora Kidd, que pasó directamente de jugador a entrenador, como lo va a hacer esta temporada con los Knicks de Nueva York, Derek Fisher, llegará a los Bucks donde tendrá que desarrollar a un equipo joven y será su verdadera revalida de cara al futuro.

Kidd no ha llegado a los Bucks por lo que ha podido demostrar en el banquillo sino por la amistad que mantiene con uno de los nuevos dueños del equipo de Milwaukee, el financiero Marc Lasry, que cuando compraron el equipo ya tenía a Drew con un contrato por tres temporadas, sin que por lo tanto fuese su elección.

Pero la marca de 15-67 con que concluyeron los Bucks la pasada temporada –la peor de la liga–, no dejaron a Drew con ningún tipo de apoyo dentro de la organización de Milwaukee, que para conseguir a Kidd han tenido que dar los derechos de la segunda selección del próximo sorteo universitario y del 2019.

Kidd, 10 veces elegido al Partido de las Estrellas, se convierte en el cuarto entrenador y el primero desde Stan Albeck en 1980, que cambia de equipo al año siguiente de haber hecho su debut en la NBA.

Se desconoce cual será el proyecto que va a desarrollar Kidd en Milwaukee, con quien va a contar, y si va a tener más responsabilidad al margen de la de entrenar, algo que con toda seguridad le habrán prometido los dueños de los Bucks, de lo contrario no se entendería bajo ninguna razón el fichaje.

Mientras que los Nets ya tienen también una lista de posibles candidatos al puesto de entrenador y entre ellos están Lionel Hollins, el italiano Ettore Messina, que quiere volver a la NBA, Mark Jackson y George Karl.

Los medios de comunicación neoyorquinos apuntan a Hollins, el exentrenador de los Grizzlies de Memphis como el que mejor colocado está a la hora de ocupar el puesto dejado vacante por Kidd, pero ya conocen la manera poco “ortodoxa” como se rige Prokhorov y todo puede ser posible.

Lo que no deja ninguna duda es que el alero estrella LeBron James ya ha comunicado a los Heat de Miami que en el nuevo contrato que firme, bien sea con ellos como agente libre, o con otro equipo, debe ser el más alto y no bajará de los 22 millones de dólares.

Hasta ahora, James, ganador de cuatro premios de Jugador Más Valioso (MVP) de la NBA, nunca fue el mejor pagado ni en los Cavaliers de Cleveland ni con los Heat.

El presidente de los Heat, Pat Riley, ya tomó nota y tratará no sólo de conseguir que James sea el mejor pagado dentro del equipo de Miami sino también mantener a sus compañeros, el escolta Dwyane Wade, y el pívot Chris Bosh, además de añadir un cuarto jugador de calidad que consiga en el mercado de los agentes libre.

Riley conoce la calidad que existe en el mercado y además tiene nada menos que 55 millones de dólares libres en el tope salarial por lo que nadie duda que la franquicia de Miami la próxima temporada estará lista para ser todavía mejor de lo que lo fue la últimas cuatro, cuando disputó en todas las Finales de la NBA y consiguió dos títulos de liga.

La entrada en vigor del mercado de los agentes libres puede generar muchos menos movimientos de los mencionados a través de los rumores periodísticos, ya que el condicionamiento del tope salarial y las exigencias económicas de las estrellas no permiten ningún tipo de cambió radical en los mejores equipos de la liga.

De hecho sólo siete equipos podrán pagar a James lo que pide de salario, y estos son los Heat, Dallas, Los Ángeles Lakers, Phoenix, Utah, Filadelfia y Orlando.

La elección de James parece que no será muy difícil de hacer y más si como le ha prometido Riley tendrá una plantilla mucho mejor que la de la pasada temporada con los Heat y la proyección de seguir haciendo historia los próximos cuatro años.

Después de James, el alero Carmelo Anthony será el otro jugador que genera más interés en el mercado de los agentes libres, pero a diferencia de la estrella de los Heat, todo parece indicar que su mayor interés no está puesto en seguir con los Knicks de Nueva York, su anterior equipo.

De hecho esta semana comenzará la gira de entrevistas con equipos como los Bulls de Chicago, Rockets de Houston y Mavericks de Dallas, entre otros, pero seguro que también recibe la llamada de Riley.

Si los Heat no pueden conseguir a Anthony, Riley ya tiene en la lista a jugadores como Kyle Lowry, Ramon Sessions, el senegalés Luol Deng, Shawn Marion, Marvin Williams, el polaco Marcin Gortat Trevor Ariza, que podrían hacer mejor equipo a los Heat y feliz a James.