Tráfico | T 64° H 80% | Powered by Yahoo! Weather

Nacionales

Ucrania saca pecho por sus éxitos en la nueva ofensiva contra los prorrusos

WUNI News
07/01/2014 10:07 PM
Actualizada: 07/02/2014 2:01 PM

Kiev, 2 jul (EFE).- Las autoridades de Ucrania se congratularon hoy por los éxitos logrados en la nueva ofensiva contra los separatistas prorrusos que actúan en el este del país, lanzada hace poco más de 24 horas después de que el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, diera por terminado el alto el fuego unilateral.

“La operación antiterrorista se desarrolla según el plan aprobado por el presidente. Ayer, en el primer día después de la tregua, hemos cumplido todos los objetivos militares que nos habíamos marcado”, dijo hoy el ministro de Defensa ucraniano, Mijail Koval.

Las fuerzas gubernamentales atacaron 120 objetivos controlados por los sublevados, recuperaron tres localidades próximas a la ciudad de Slaviansk, bastión de los prorrusos, y arrebataron a los rebeldes uno de los puestos de control en la frontera con Rusia.

“Las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional continúan su activa ofensiva contra los terroristas y criminales. Y las acciones de nuestros militares son suficientemente eficaces y dan frutos”, dijo hoy el presidente de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, Alexandr Turchínov.

Las tropas ucranianas han acercado un poco más la derrota de los rebeldes atrincherados desde el mismo inicio de la sublevación en Slaviansk, una ciudad en la que permanecen alrededor de 45.000 de sus 120.000 habitantes y que se ha convertido en objetivo prioritario de la ofensiva reiniciada por Kiev.

“El enemigo ha aislado Slaviansk de la localidad de Nikoláyevka, por la que pasaba la última ruta de abastecimiento que unía la ciudad con el mundo exterior”, reconoció Igor Strelkov, jefe de los milicianos prorrusos que combaten a las fuerzas ucranianas en la zona.

Strelkov, ciudadano ruso al que Kiev vincula con la inteligencia militar de Rusia, advirtió ya hace tiempo de que la ciudad no podría resistir por mucho tiempo las embestidas del Ejército ucraniano.

Slaviansk, que ya se había quedado sin agua y prácticamente sin electricidad, perdió ayer su última subestación eléctrica para quedarse totalmente a oscuras.

A pesar de las exitosas operaciones militares, al menos cinco soldados ucranianos han muerto y varias decenas resultaron heridos en las últimas 24 horas, en más de una veintena de ataques de los milicianos prorrusos a las posiciones del Ejército y la Guardia Nacional.

En otro incidente aparentemente sin relación con las operaciones militares, las Fuerzas Aéreas ucranianas perdieron hoy un cazabombardero SU-25 que se estrelló cuando intentaba aterrizar en su base en la ciudad de Dnepropetrovsk, capital de la homónima región vecina de la rebelde Donetsk.

Otro avión militar ucraniano, un bombardero SU-24, fue alcanzado por un misil tierra-aire lanzado por los separatistas, pero consiguió aterrizar en su base.

En la otra cara de la moneda de la ofensiva también están los militares ucranianos atrincherados y rodeados por los sublevados en el aeropuerto de Lugansk, “prácticamente aislado del mundo exterior” y del resto de las fuerzas ucranianas, lamentó un alto cargo del Ministerio de Interior.

Mientras el ministro de Defensa de Ucrania informó hoy de 200 muertos entre los soldados y policías ucranianos desde el inicio de la operación antiterrorista a mediados del pasado mes de abril, nadie conoce hasta el momento el número exacto de víctimas mortales entre los milicianos y la población civil.

Las autoridades sanitarias de la región de Donetsk, que registran únicamente los cadáveres a los que se les ha hecho autopsia en la región, han contado “un total de 279 personas fallecidas, entre ellos 262 varones, 13 mujeres y 4 niños”, según la jefa del departamento de Sanidad del Gobierno regional, Elena Petriáyeva.

“Se han registrado como no identificadas 93 personas, que no llevaban ningún tipo de distintivos. Como militares (uniformados), se han registrado 26. Los 160 fallecidos restantes, son presuntamente habitantes” de la región, explicó Petriáyeva.

Varios civiles, diez según los rebeldes, murieron hoy por fuego de artillería en la localidad de Lugánskaya, muy próxima a la ciudad de Lugansk, en un ataque de cuya autoría se han culpado mutuamente el ejercito y los separatistas.

“Los terroristas (como llaman en Kiev a los sublevados) han disparado pérfidamente contra edificios residenciales de Lugánskaya. Hay víctimas entre la población civil. Por si fuera poco, han culpado del ataque a la aviación de las Fuerzas Armadas de Ucrania”, señala un comunicado de las autoridades ucranianas.