Tráfico | T 49° H 100%

Mundo

Varela asume la presidencia de Panamá prometiendo combate a la corrupción y el crimen

WUNI News
07/01/2014 12:48 PM
Actualizada: 07/02/2014 1:30 AM

Panamá, 1 jul (EFE).- El ingeniero Juan Carlos Varela asumió hoy la Presidencia de Panamá para un período de cinco años con la promesa de luchar de manera frontal contra la corrupción, el crimen organizado y la especulación en los precios de los alimentos.

En un discurso de unos 25 minutos ante miles personas reunidas en un estadio de fútbol de la capital panameña, Varela habló de los supuestos daños que ha sufrido la democracia del país en los últimos años, y del inicio de una “nueva era” que devolverá “la fortaleza y credibilidad” a las instituciones.

“El proceso de reparación de nuestra democracia comienza hoy, y lo haremos realidad al mismo tiempo que trabajaremos para cumplir la agenda de nuestro Gobierno”, dijo Varela, antiguo aliado del ahora expresidente panameño Ricardo Martinelli.

Varela fue hasta este martes vicepresidente panameño, cargo al que llegó de la mano de Martinelli, de quien se distanció de forma definitiva en agosto de 2011 en medio de acusaciones de corrupción.

La corrupción “no será tolerada” y en los próximos cinco años los recursos del Estado se usarán “solamente para servir al pueblo”, dijo el nuevo gobernante.

El nuevo jefe de Estado y líder del Partido Panameñista (PPa) reafirmó que enfrentará con “mano firme” el crimen y que para ello echará mano de los 15.000 agentes de la fuerza pública, sin dejar de lado la prevención con programas de reinserción social y el fomento de la cultura y el deporte.

Además, convocó a las más de 200 pandillas que operan en el país a una “amnistía” hasta el día 1 de agosto “para que entreguen sus armas, corten sus vínculos con el crimen y pasen a la vida formal”.

Varela, un político y empresario licorero, aseveró que es “alérgico a la especulación con la comida del pueblo”, por lo que hoy mismo firmó el decreto de control de precios a 22 productos de la canasta básica, una de sus principales promesas de campaña y que incluye artículos como algunos tipos de carnes, verduras, arroz, legumbres, huevos y leche.

Tras la firma, el presidente añadió que esta medida permitirá que “miles de familias panameñas puedan comprar a precios justos y así mejorar su calidad de vida”.

El flamante mandatario exhortó en su discurso de investidura a los productores panameños a que vuelvan al campo a “sembrar” y “producir”, y les prometió “todo el respaldo” para aumentar la producción y garantizar la seguridad alimentaria.

Asimismo, se comprometió además a fomentar la inversión extranjera, el turismo y fortalecimiento de la seguridad jurídica, todo en favor de Panamá, líder en crecimiento regional en los últimos años con una expansión que llegó a superar el 10 % del producto interno bruto (PIB) en 2011 y 2012, el 8,5 % en 2013 y con una expectativa de al menos 6 % este año.

En la ceremonia de investidura estuvieron los gobernantes de Honduras, Juan Orlando Hernández; Costa Rica, Luis Guillermo Solís; Guatemala, Otto Pérez Molina; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Taiwán, Ma Ying-jeou, y de Haití, Michel Martelly; y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

También asistieron los vicepresidentes de Venezuela, Jorge Arreaza; de Argentina, Amado Boudou; de Ecuador, Jorge Glas Espinel; de Nicaragua, Moisés Halleslevens; de Cuba, Gladys Vejerano Portela, y de Belice, Margarito Vega.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y los ministros de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade; Colombia, María Ángela Holguín Cuéllar; Trinidad y Tobago, Winston Dookeran, estuvieron en el acto oficial, así como representantes de alto nivel de Perú, Holanda, Inglaterra, Paraguay, Uruguay, Libia y Portugal.

Antes del acto de investidura, Varela se reunió en privado con Kerry y ambos acordaron fortalecer la cooperación bilateral principalmente en materia de seguridad y educación, de acuerdo a la información oficial panameña.

Varela recibió la banda presidencial de manos del nuevo titular del Parlamento panameño, el diputado Adolfo Valderrama, un correligionario suyo del PPa, que fue elegido en el cargo legislativo por unanimidad en una sesión solemne celebrada esta mañana.

En esa sesión solo participaron 57 de los 71 diputados de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), ya que la elección de 14 de ellos en los comicios generales del pasado 4 de mayo fueron impugnadas y están investigadas por el Tribunal Electoral.

De los impugnados, una decena corresponde a la bancada del Cambio Democrático (CD), el partido de Martinelli, que en total consiguió una treintena de escaños junto a su aliado Molirena, que de ser todos ratificados le colocarían como la primera fuerza parlamentaria y de oposición.

Varela, cuyo partido tiene minoría parlamentaria, parece tener asegurada la gobernabilidad por lo menos en los próximos tres años, después de que el PPa logró el lunes un acuerdo con el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), que cuenta con una veintena de escaños.