Tráfico | T 50° H 74%

Mundo

El Frente al Nusra abandona la lucha contra el EI en zonas del noreste de Siria

WUNI News
07/02/2014 9:17 PM
Actualizada: 07/03/2014 8:13 AM

Beirut, 3 jul (EFE).- El Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y otras facciones y clanes anunciaron hoy que abandonan la lucha contra el grupo radical Estado Islámico (EI) en varias zonas del este de la provincia de Deir al Zur, fronteriza con Irak.

En un vídeo, publicado en internet, un portavoz de esas organizaciones y de los clanes proclamó “su arrepentimiento” por haber luchado contra el EI en la localidad de Al Ishara y sus alrededores, así como en Suidan al Yazira, Suidan Shamia y Daranch, todas en el este de Deir al Zur.

Los grupos de esos pueblos que se han unido al anuncio son el Ejército Libre Sirio (ELS), el Movimiento Islámico de los Libres de Sham y el Frente al Nusra, junto a varias tribus.

En la grabación, se exoneran ante el EI por haber luchado contra él y ante el Estado Mayor de los revolucionarios sirios y piden un “arbitraje bajo la ley de Alá” por sus acciones.

Asimismo, solicitan al EI que envíe combatientes a esas áreas porque los milicianos de esas organizaciones se quedarán en sus casas.

El EI anunció el domingo pasado un califato islámico en Irak y Siria y su líder, Abu Bakr al Bagdadi, instó poco después a los musulmanes a que emigraran a ese nuevo “estado”.

El vídeo se difunde después de que once grupos insurgentes amenazaran con abandonar las armas si la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, no les envía en una semana refuerzos para enfrentarse al EI.

Además, anoche, varias organizaciones islamistas de los pueblos de Shahil, Al Hariya y Al Namilia, en Deir al Zur, juraron lealtad a esta organización yihadista.

Desde enero, el grupo de Al Bagdadi se ha enfrentado a otras facciones, lideradas por el Frente al Nusra, en el norte de Siria, que querían expulsarlo por haber asesinado y secuestrado a ciudadanos sirios.

La semana pasada, la rama del Frente al Nusra en la estratégica población de Al Bukamal, limítrofe con Irak, cambió también de bando y prometió fidelidad al EI.