Tráfico | T 56° H 97%

Mundo

El Gobierno mexicano justifica arresto de líder de autodefensas ante críticas

WUNI News
07/02/2014 10:31 PM

México, 2 jul (EFE).- Funcionarios mexicanos aseguraron hoy que el Gobierno “no va a permitir” que se viole el Estado de derecho, al justificar la reciente detención de José Manuel Mireles, uno de los líderes de los grupos de autodefensas del estado de Michoacán, cuestionada en redes sociales.

“Hemos escuchado lo que se han venido comentando en redes sociales pero aquí es muy claro y muy simple: cuando se comete un delito se tiene que entrar en un proceso legal y eso sucederá con esta persona o con quien cometa un ilícito en cualquier parte del país”, dijo el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio.

Mireles fue arrestado a finales de junio por el delito de porte de armas exclusivas del Ejército y fue trasladado a un penal de máxima seguridad en el noroccidental estado de Sonora.

Esto provocó protestas entre sus seguidores mientras que en las redes sociales se cuestiona su detención, ya que se produjo días después de que en un acto público Mireles criticara al Gobierno federal por estar “uniformando criminales”, en alusión al registro de exintegrantes de autodefensas como policías rurales.

Los civiles grupos de autodefensa surgieron en Michoacán en febrero de 2013 para enfrentar al cártel de los Caballeros Templarios ante la incapacidad o pasividad del Gobierno estatal para garantizar la seguridad en ese estado del suroeste del país.

El avance de las autodefensas y la persistente violencia de los “templarios” motivaron al Gobierno federal a intervenir en el estado en enero pasado.

Como parte de su estrategia en Michoacán, las autoridades convocaron a las autodefensas a entregar sus armas irregulares e incorporarse a una “Fuerza Rural Estatal”, proceso al que se opuso Mireles.

Al respecto, el procurador general (fiscal), Jesús Murillo, aseguró a su vez que hubo un proceso y un lapso de tolerancia para el desarme de los grupos irregulares en Michoacán y que Mireles fue detenido por violar los acuerdos al respecto.

“El acuerdo fundamental se basó en que se cumplía estrictamente la ley. Quien no la cumpla, llámese como se llame, sea de la raza que sea, o del credo que quiera, será sancionado y sometido”, aseveró.

Murillo aseguró también que el Gobierno no actúa “en función de personas sino en hechos delictivos”, de modo que cuando puede “atribuirlos a una persona” actúa “inmediatamente”.

En igual sentido se manifestó Osorio al decir que “cuando todo este proceso de diálogo y de acuerdos se viola, entonces se entra en otra circunstancia que es a la violación al Estado de derecho, que este Gobierno no va a permitir”.

Ambos ministros hicieron estas declaraciones al encabezar en la ciudad de Matamoros una reunión de evaluación de la estrategia de seguridad que el Gobierno federal desarrolla desde mayo pasado en el nororiental estado de Tamaulipas.

Al respecto, Osorio aseguró que a 50 días de su aplicación, la estrategia ha logrado resultados favorables en la disminución de la violencia y delitos como secuestro, extorsión y robo de vehículos, entre otros.

Como parte fundamental destacó la participación de la sociedad, que se ha triplicado con más de 90 denuncias diarias, a ninguna de las cuales se ha dejado de dar seguimiento, acotó.