Tráfico | T 43° H 87%

Mundo

El Salvador y Taiwán impulsan el comercio y la transparencia en la cooperación

WUNI News
07/02/2014 6:28 PM
Actualizada: 07/02/2014 9:11 PM

San Salvador, 2 jul (EFE).- El Salvador y Taiwán se comprometieron hoy a impulsar el comercio bilateral y a mantener la transparencia en la cooperación, tras el escándalo de corrupción en donaciones del país asiático de que se acusa al expresidente salvadoreño Francisco Flores, prófugo de la justicia.

El mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, y su homólogo taiwanés, Ma Ying-jeou, anunciaron este miércoles en comunicado conjunto, tras una reunión privada en la Casa Presidencial, la creación de una “consejería económica comercial” y una “Comisión Administradora del Tratado de Libre Comercio” firmado en 2007 entre ambas naciones.

De acuerdo con el documento, ambos líderes “instruyeron a sus ministerios responsables del Comercio a que procedan cuanto antes a establecer la Comisión Administradora” del TLC para mejorar el intercambio bilateral.

El Salvador abrirá una consejería económica comercial en su embajada en Taiwán con el objetivo de aumentar las inversiones y el comercio, precisó el documento, suscrito en el marco de la visita del presidente taiwanés, que inició el miércoles y finalizará este jueves.

En 2013, Taiwán le vendió productos por 168,7 millones de dólares a El Salvador, cuyas exportaciones a ese país fueron por 46,8 millones de dólares, según datos oficiales.

La declaración añadió que Ying-jeou y Sánchez Cerén “se comprometieron a continuar gestionando de forma transparente y eficaz los recursos de cooperación, garantizando que la misma se destine a las prioridades de desarrollo” del país centroamericano.

Ese compromiso surgió tras el escándalo por una supuesta apropiación de 15 millones de dólares de donaciones de Taiwán, de la cual la Fiscalía acusó al expresidente salvadoreño Flores (1999-2004), el 30 de abril pasado.

Una comisión legislativa que investigó el caso señaló en un informe que Flores se habría apropiado en total de unos 70 millones de dólares de Taiwán.

Las relaciones entre ambos países han mantenido su normalidad a pesar del escándalo de Flores, que está prófugo de la justicia y supuestamente se encuentra en Panamá.

Los gobernantes no se refirieron al caso de Flores en sus discursos ni en su declaración conjunta de este miércoles.

El presidente taiwanés durante su breve discurso destacó que ambos países mantienen unas “excelentes” relaciones bilaterales, que espera que continúen trabajando “unidos” y que comparten “una intensa cooperación”.

Sánchez Cerén señaló, por su parte, que la presencia de su homólogo taiwanés en El Salvador “representa la consolidación de una larga y fructífera relación diplomática, de amistad y de cooperación”.

Esa relación “ha experimentado a través de los años un intenso proceso de acercamiento, del cual los sectores más vulnerables de nuestra sociedad han sido los más favorecidos”, añadió.

Tras firmar la declaración conjunta, Ying-jeou le impuso al presidente salvadoreño el más alto reconocimiento de su país, la Orden del Jade Brillante con Gran Cordón.

Por su parte, Sánchez Cerén le otorgó a su homólogo la máxima distinción salvadoreña, la Orden Nacional José Matías Delgado en el grado de Gran Cruz Placa de Oro.

El gobernante taiwanés llegó este miércoles a El Salvador procedente de Panamá, donde el martes asistió a la investidura del nuevo presidente de ese país, Juan Carlos Varela.

Se trata de la primera visita oficial de un gobernante extranjero que recibe Sánchez Cerén tras tomar posesión el pasado 1 de junio.

Luego de la reunión con Sánchez Cerén, Ying-jeou visitó la tumba del arzobispo de San Salvador asesinado en 1980, Óscar Arnulfo Romero, en la Catedral Metropolitana, junto al vicepresidente salvadoreño, Oscar Ortiz, y al actual arzobispo, José Luis Escobar.

El presidente de Taiwán visitó después el proyecto de servicios a la población femenina Ciudad Mujer en Lourdes Colón (centro), iniciativa que recibe ayuda financiera de su país.

Para este jueves, según fuentes oficiales, están previstas una reunión de trabajo entre delegaciones ministeriales de ambos países y una visita de Ma Ying-jeou a la sede del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), organismo del que Taiwán es observador extrarregional y al que financia varios proyectos.