Tráfico | T 59° H 87%

Mundo

Juicio en contra de exguerrillero guatemalteco entra en su recta final

WUNI News
07/02/2014 7:21 PM

Guatemala, 2 jul (EFE).- El juicio en contra de un exguerrillero acusado de ser el responsable de una matanza de 22 campesinos en 1988, se reanudará mañana en un proceso que puede ser el primero en emitir una condena por crímenes de guerra cometidos por la guerrilla en el conflicto armado que padeció Guatemala durante 36 años.

La audiencia contra Fermín Solano Barillas se llevará a cabo en la mañana del jueves en el departamento (provincia) central de Chimaltenango, a cargo del Tribunal de Sentencia presidido por Walter Jiménez, según le confirmó a Efe la portavoz de la Fiscalía guatemalteca, Yesenia Enríquez.

El excombatiente es acusado de ser el responsable de la llamada masacre de El Aguacate, en el municipio de San Andrés Iztapa (Chimaltenango), durante el conflicto armado interno que desangró al país entre 1960 y 1996, y que según cifras oficiales dejó alrededor de 250.000 personas muertas o desaparecidas.

El Ministerio Público (MP) guatemalteco ha presentado 90 pruebas en contra de Solano Barillas, para intentar probar su participación en la masacre ocurrida entre el 22 y 28 de noviembre de 1988.

El acusado y la defensa han presentado siete pruebas a su favor y aunque no ha rendido declaración oficial, Solano Barillas dijo a periodistas durante una fase previa del juicio que se encontraba en México al momento de la matanza.

El juicio contra el excombatiente, conocido con el alias de “Comandante David” durante la guerra interna, se inició en marzo pasado tras una denuncia en el MP en febrero de 2012 por el Grupo de Apoyo Mutuo, una organización no gubernamental de carácter humanitario integrada por víctimas del conflicto.

Solano Barillas es el primer exguerrillero en enfrentar la Justicia por crímenes de guerra, mientras que varios militares del Ejército han sido condenados por sus actos durante el conflicto.

De acuerdo al Ministerio Público, la matanza fue perpetrada por integrantes del grupo Javier Tambriz, que pertenecían a la Organización del Pueblo en Armas (ORPA), una de las cuatro organizaciones guerrilleras que componían la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

Un informe de la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH) publicado en 1999, auspiciado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), señaló la masacre de El Aguacate como una de las 32 matanzas responsabilizadas a la guerrilla. Otras 626 fueron atribuidas al Ejército de Guatemala.