Tráfico | T 51° H 41%

Nacionales

Obama sopesa pedir cambios a ley de 2008 para acelerar las deportaciones de niños

WUNI News
07/02/2014 4:44 PM
Actualizada: 07/02/2014 11:31 PM

Washington, 2 jul (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, está considerando pedir cambios a una ley de 2008 para acelerar la deportación de los niños que llegan a la frontera con México, indicó hoy a Efe un funcionario de la Casa Blanca que pidió el anonimato.

Obama informó el lunes en una carta al Congreso que próximamente les enviará una serie de solicitudes para dar más autoridad al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, con el fin de acelerar la deportación de los menores procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Una de las opciones que examina Obama es cambiar una ley de 2008 que exige que la Patrulla Fronteriza entregue al Departamento de Salud a aquellos niños indocumentados que crucen el límite del país y cuya nación de origen no comparta frontera con EE.UU., en lugar de deportarlos de inmediato.

Eso permitiría tratar a los menores de Centroamérica “como tratamos a los niños de México”, que sí pueden ser deportados a su llegada al país, dijo el funcionario a Efe.

“En cualquier caso, se examinará cualquier petición humanitaria relacionada con cada uno de los niños y se asegurará que los países donde se va a devolver a los niños” tengan mecanismos para poder reintegrarlos “de forma segura”, agregó.

La ley de 2008 se firmó en momentos en que “no estaban llegando niños centroamericanos en las cantidades que llegan ahora” y tenía como fin protegerlos del tráfico de personas, subrayó la fuente.

Pese a ello, el Gobierno de EE.UU. sigue decidido a continuar protegiendo a los menores de los traficantes de personas y a proporcionarles un refugio seguro para aquellos que huyen de un medio creíble de persecución en su país de origen, añadió.

Algunos activistas han mostrado su preocupación por el efecto que puede tener cambiar una ley diseñada para proteger a menores que pueden ser víctimas de tráfico de personas y otros abusos.

Según datos del Gobierno, unos 90 niños y adolescentes no acompañados cruzan la frontera entre EE.UU. y México diariamente y ya suman unos 52.000 los detenidos en los últimos 9 meses tras entrar al país norteamericano, cifra que podría llegar a 100.000 a final de año.

A eso se suman los 39.000 adultos acompañados de niños detenidos por las autoridades.