Tráfico | T 68° H 68% | Powered by Yahoo! Weather

Mundo

Primera dama de Guatemala propone atacar el problema migratorio “en la raíz”

WUNI News
07/02/2014 5:50 PM
Actualizada: 07/02/2014 9:00 PM

Tucson (EE.UU.), 2 jul (EFE).- La primera dama de Guatemala, Rosa Leal de Pérez, dijo hoy que los menores inmigrantes centroamericanos alojados en Arizona (EE.UU.) “están bien atendidos” y mencionó la necesidad de mejorar las condiciones de los niños y atacar el problema migratorio “en la raíz”.

En la primera jornada de la visita que realiza a Arizona, la primera dama se reunió este miércoles con el Jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson (Arizona), Manuel Padilla, y posteriormente llegó a Nogales para recorrer el centro de procesamiento donde se encuentran alrededor de 400 menores guatemaltecos.

“Más que como la esposa del presidente (de Guatemala, Otto Pérez Molina), me motivó esta venida porque soy mamá y soy abuela de cuatro nietos que tienen la edad de estas criaturas que hoy vine a ver”, dijo la primera dama.

“No me voy contenta de que los niños estén aquí, me voy contenta porque hoy tuve la oportunidad de conocer el lado humano de estos agentes de la Patrulla Fronteriza”, dijo Rosa Leal de Pérez al elogiar el trabajo de los guardias.

Agregó que pudo ver que los menores “están bien atendidos tienen duchas, ropa para cambiarse, chequeos médicos, tres tiempos de comida caliente, pueden comer sin límite”, comentó la esposa del presidente Pérez Molina.

“Emocionalmente, están tristes, se ve, pero han tenido comunicación con su familia tanto la que vienen a buscar como de donde salieron”, señaló.

La primera dama guatemalteca debió comunicarse con los menores a través de la cónsul de su país.

“A través de la cónsul les dije que le dieran gracias a Dios por haber llegado sanos porque hay muchos que se quedan en el camino”, dijo Leal de Pérez.

La esposa del mandatario guatemalteco se refirió al caso del menor de 11 años que fue encontrado muerto esta semana en Texas (estado fronterizo con México), y subrayó que espera que esto sirva de reflexión para los padres de familia que envían a los pequeños a EE.UU.

“Es doloroso, como mamá me duele el alma. Nada vale la pena arriesgar la vida de un hijo”, dijo Leal de Pérez, quien advirtió que los menores “están expuestos a muchas cosas antes de que sean detectados por la Patrulla (Fronteriza), en muchos países se cree que es aquí donde se abusa de ellos, y no es cierto, cuando ellos logran contactar a la Patrulla es que están a salvo”.

La primera dama agradeció la gestión del presidente de EE.UU., Barack Obama, y su Gobierno en el manejo de la crisis.

Añadió que lleva “dos años y medio de estar trabajando en este tema en mi país y lo que he pedido siempre es que a los niños se les trate como niños, de una manera humana, que no los vean como delincuentes porque no lo son”.

La esposa del presidente Pérez Molina explicó que cuando su esposo asumió el poder hace dos años y medio “el tema de la niñez migrante era invisible, empezamos a trabajar en esto, y hemos avanzado muchísimo”.

En ese sentido, explicó que se han establecido protocolos para la recepción de los menores repatriados en el aeropuerto, y se inauguró una casa para la atención a los menores que regresan a Guatemala deportados desde EE.UU. donde se les brinda atención médica, psicológica y consejería para los padres.

“Esto tenía que explotar para que los gobiernos reaccionaran como debe ser”, indicó Leal de Pérez.

Añadió que la situación “no se soluciona abriendo más albergues o viniendo a ver a los niños, esto toca atacarlo de raíz”.

“Vamos hacer todo lo posible por darles esa calidad de vida a nuestros niños allá (en el país de origen), vamos a implementar escuelas de educación secundaria que no hay en los lugares de donde están emigrando”, explicó la primera dama.

Durante su estadía en Tucson, la primera dama guatemalteca se reunió con el obispo católico Gerald Kicanas y le pidió que a través suyo envíe un mensaje al papa Francisco para que intervenga en la crisis humanitaria de los menores inmigrantes en EE.UU.

Al salir del centro de procesamiento en Nogales, Rosa Leal de Pérez realizó también un recorrido aéreo por el desierto, luego visitó un albergue en Tucson y se reunió con miembros de la comunidad guatemalteca.

La agenda de la primera dama continuará este jueves con una visita a la oficina forense de Tucson y a la cárcel de Florence, posteriormente se desplazará a Phoenix (Arizona), donde visitará un albergue, y el viernes tiene planeado un encuentro con la prensa antes de su regreso a Guatemala.