Tráfico | T 55° H 94%

Economía

Cooperativas de Puerto Rico llaman a la calma ante posible quiebra de la AEE

WUNI News
07/03/2014 11:42 AM

San Juan, 3 jul (EFEUSA).- Puerto Rico llamó hoy a la calma de los clientes de las cooperativas financieras locales ante la que se cree inminente declaración de insolvencia de la eléctrica de la isla, al asegurar que estas entidades sólo tienen 76 millones de dólares en deuda de esa empresa, lo que supone un riesgo “mínimo”.

Un total de 36 de las 116 cooperativas financieras que hay en Puerto Rico tienen invertidos 76 millones de dólares en deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la empresa pública que monopoliza el suministro eléctrico en Puerto Rico y que acumula una deuda de unos 9.000 millones de dólares que se ve incapaz de ir devolviendo puntualmente.

El presidente de la Corporación Pública para la Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (COSSEC), Daniel Rodríguez Collazo, aseguró además que el impacto que tiene la reciente degradación de bonos de la AEE en las cooperativas de la isla es “mínimo”.

COSSEC es una entidad pública creada para garantizar la solvencia, solidez y competitividad de las cooperativas de ahorro y crédito, que controlan en torno al 5 % de los activos financieros de la isla, y asegurar los depósitos y las acciones de los socios y depositantes.

Su presidente añadió que si la AEE se acogiera a la conocida popularmente como ley de “quiebra criolla”, recién aprobada por el Gobierno de la isla para crear el marco legal que permita a las empresas públicas de la isla declararse insolventes y renegociar sus deudas, COSSEC está “preparada para tomar las medidas necesarias para mitigar los daños y ayudar a las cooperativas que lo necesiten”.

“Luego de terminar un estudio dirigido a estipular el impacto de las recientes degradaciones de bonos, así como la posible acogida de la AEE al nuevo estatuto, hemos concluido que el impacto de ambos escenarios en las cooperativas del país sería mínimo”, afirmó en un comunicado esta entidad pública.

De hecho, aseguró que COSSEC está preparando mecanismos dirigidos a ayudar a las cooperativas a mitigar “cualquier situación que pueda surgir”, aunque recordó que por el momento los bonos se están pagando como se pactaron, lo que da a la organización tiempo para “ponderar alternativas”.

El Banco Gubernamental de Fomento (BGF) ha confirmado que el pasado día 1 procedió al pago de 417 millones de dólares que se debían abonar a los poseedores de deuda de la AEE, aunque no dijo de dónde se sacó esa cantidad, lo ha despertado suspicacias, ya que recientemente la compañía reconoció no tener fondos para comprar más combustible con el que producir luz.

En cualquier caso, adelantó que la COSSEC estudia la posibilidad de flexibilizar o modificar sus reglamentos para permitir que las cooperativas inviertan en otros emisores y diversifiquen sus portafolios.

En la actualidad, pueden destinar hasta un 30 % de su capital al mercado de bonos. Esa cantidad asciende, según los datos facilitados hoy, a 1.100 millones de dólares. De ese porcentaje, el 25 % tiene que ser destinado a corporaciones públicas.

“Los socios deben sentirse tranquilos de que sus ahorros en las cooperativas del país se encuentran en buenas manos”, defendió el representante de un sector que al final del pasado mazo tenían 4.458 millones de dólares en préstamos (48 % en personales, 30 % en hipotecas, 10 en préstamos para autos) y un total de 8.433 millones en activos.

“Sabemos que va a haber un impacto de ocurrir algunos de los escenarios en discusión, pero estamos en una situación donde nos sentimos confiados y preparados para atender con agilidad y prontitud los diversos escenarios que se pudieran subsistir”, insistió Rodríguez.

Añadió que “la realidad de hoy es que todavía no hay ninguna corporación en quiebra” y consideró que “el pueblo de Puerto Rico debe entender que decir que se va a dar una quiebra no quiere decir que no se va a pagar, si no que es que se va a buscar alternativas alternas de cómo repagar”.

“Nuestra preocupación en este momento es mínima”, concluyó el presidente de COSSEC, que puso la corporación pública que dirige a disposición de las cooperativas que necesiten asistencia.

Además, anunció que la semana próxima se reunirá con representantes del sector para determinar si acuden como grupo o individualmente a la negociación voluntaria que ofrece la ley de quiebra en el caso que la AEE se declare insolvente.

Mientras, la deuda de la corporación pública, así como las obligaciones generales de Puerto Rico, se negocian en los mercados a precios históricamente bajos, después de la degradación masiva de deuda acometida por Moody’s el martes, lo que hace que los tipos de interés se disparen.

Así, la mayor parte de la deuda emitida por Puerto Rico y sus entidades públicas, que ronda los 73.000 millones de dólares, está calificada como inversión especulativa (“chatarra”, “basura”).