Tráfico | T 79° H 56% | Powered by Yahoo! Weather

Economía

Grecia vive una huelga eléctrica con amenaza de cortes en plena ola de calor

WUNI News
07/03/2014 6:40 AM
Actualizada: 07/03/2014 7:30 AM

Atenas, 3 jul (EFE).- El sindicato de los trabajadores de la compañía estatal eléctrica griega DEI comenzó esta madrugada una huelga indefinida contra la privatización parcial de la empresa, que ha llevado a primeros paros en la producción y previsiblemente provocará cortes de luz en todo el país.

Para hacer frente al déficit energético a causa de la huelga, la autoridad de la gestión de la distribución eléctrica (DEDIE) avisó que a lo largo del día se producirán cortes puntuales de electricidad.

La huelga coincide con una ola de calor, con temperaturas que amenazan con ascender hasta los 36 grados en la capital Atenas.

La privatización parcial de DEI es uno de los seis requisitos acordados con la troika de acreedores para que Grecia pueda obtener el próximo tramo de 1.000 millones de euros del programa de ayuda financiera, cuyo desembolso correspondía en un principio al mes de junio.

El primer ministro, el conservador Andonis Samarás, anunció ayer desde Estrasburgo que no tiene intención de dar marcha atrás al proyecto.

“No permitiré a populistas fanáticos y a aquellos que crean impresiones falsas (en alusión a la oposición radical de la izquierda) que nos arrebaten el derecho al progreso. La privatización es parte de nuestro derecho al progreso”, dijo Samarás desde Estrasburgo, donde asistió a la primera sesión plenaria del nuevo Parlamento Europeo.

Samarás recalcó que Grecia no está haciendo otra cosa más que “hacer privatizaciones como se han hecho en todo el mundo, y que han dado buenos resultados”.

La portavoz del Gobierno, Sofía Vúltepsi, advirtió hoy que en caso de que la huelga provoque cortes de luz, el Ejecutivo “no se quedará con los brazos cruzados”, en alusión a la posibilidad de decretar una movilización forzosa de los trabajadores, como ya hizo el año pasado con los empleados de la compañía de metro de Atenas.

“La movilización forzosa elimina el derecho a la huelga. Si el Gobierno decreta nuestra movilización, la combatiremos con todos los medios legales”, declaró a Efe el presidente de GENOP-DEI, Stamatis Relias.

El sindicato de la compañía pública GENOP-DEI protesta contra el proyecto gubernamental de vender una parte de las centrales de producción de electricidad y de las minas de lignito, la principal fuente energética de este país.

La autoridad gestora DEDIE ha recomendado a los consumidores evitar el uso de ascensores en las horas en las que están previstos los cortes puntuales, desde las once de la mañana hasta las cuatro de la tarde, así como entre las ocho y las diez de la noche.

Asimismo propone, en caso de interrupción, apagar todo dispositivo electrodoméstico, para evitar daños que podría provocar el aumento abrupto del voltaje en el momento de restablecimiento de la electricidad.

A las personas que, por razones de salud, utilizan aparatos que dependen del suministro eléctrico, la autoridad gestora recomendó dirigirse al hospital más cercano en caso de necesidad.

GENOP-DEI cuenta con el apoyo de los otros sindicatos del sector público y privado y de los partidos de oposición.

La fuerza mayor de oposición, el izquierdista Syriza, anunció ayer su intención de convocar un referéndum sobre esta cuestión, y con el fin de obtener las firmas necesarias, ha iniciado una campaña entre los parlamentarios.

De acuerdo a la Constitución, para poder solicitar la convocatoria de un plebiscito son necesarias al menos 120 firmas (dos quintos de la Cámara de 300 diputados).

Para que finalmente se lleve adelante el referendo, son necesarios 180 votos, o tres quintas partes del hemiciclo, algo que aparece improbable teniendo en cuenta que la coalición gubernamental tiene la mayoría absoluta.

En Grecia hay desde años una fuerte oposición social a la liberalización de la energía, que está prevista por los Tratados de la Unión Europea.

Etiquetas