Tráfico | T 47° H 63%

Fiesta del Fútbol | Fútbol

“Hemos podido con la responsabilidad y las expectativas”, afirma Pekerman

WUNI News
07/03/2014 7:52 PM
Actualizada: 07/03/2014 8:54 PM

Fortaleza (Brasil), 3 jul (EFE).- El seleccionador de Colombia, el argentino José Pekerman, calificó el choque ante Brasil como “determinante” para ambos y advirtió que su equipo ha sabido cumplir con la “responsabilidad y las expectativas generadas”.

“Pudimos, con mucha responsabilidad y expectativa. Se ha visto. La curiosidad que había en que Colombia iba a verse en un Mundial y el equipo estuvo a la altura de Colombia y a la altura de lo que es el fútbol hoy. Hemos dado el nivel en lo individual y colectivo”, dijo el seleccionador, que reconoció el peso que ejerce la historia.

“Respecto a los análisis previos y las estadísticas previas son reflexiones que no se pueden ignorar y esto se transmite. Las historias y la idiosincrasia y las tradiciones tienen su peso. Pero uno no va a ganar un partido por lo que pasó antes. Hoy se trabaja mucho en todas las facetas. Táctico, físico, mental. Todo se trabaja y hay una evolución. Pero nunca podemos ignorar de dónde somos y que historias tenemos. Admiramos a los ídolos que tuvimos”, resumió.

Sin embargo, abogó Pekerman por no dejarse influir en las estadísticas y en lo que sucedió con anterioridad. Colombia sólo ha ganado dos de veinticinco enfrentamientos con Brasil.

“La clave es no pensar en las situaciones previas. Para Colombia cada partido es un desafío nuevo. No podemos mirar atrás y pensar en lo que ha pasado. Tenemos que hacer nuestro partido de acuerdo a lo que estamos haciendo. Con confianza. Sin sentir que hay un favorito. Tomarlo como hemos tomado a cada uno de los rivales”, apuntó el técnico argentino, que calificó el choque como “durísimo y determinante”.

“Esperamos un partido muy difícil. Son cuartos de final. Se está cerca de entrar a los cuatro finalistas. Es un paso enorme y en esta instancia es un partido durísimo para las dos selecciones. El paso a semifinales es un salto altísimo y en eso es un partido determinante. Respetamos y sabemos que Brasil tiene grandes jugadores. Pero se ha visto que Colombia también los tiene”, recordó el seleccionador.

Para Colombia, el choque ante Brasil debe ser un motivo de satisfacción y un gran aliciente.

“Estoy muy contento porque Brasil es pentacampeón y el grande de la historia. Admirado por todos en cuanto a su filosofía y su forma de juego. Del que hemos aprendido y jugar ante él nos hace felices. Nosotros, por supuesto, sabemos que la competencia será difícil. Es un rival de máximo nivel pero estamos preparados para disfrutar este partido”, recalcó el preparador.

Pekerman observa que ha llegado el momento decisivo y lo afronta con toda la plantilla en buenas condiciones.

“Sabemos que en el inicio de la preparación había que tomar decisiones y bajas por lesiones. Todo el plantel está preparado. Hemos mantenido una formación base aunque siempre ha habido cambios. No hay que descartar alguna variante porque el equipo tiene que todos los jugadores están preparados. Hay que mantener el espíritu, la idea de jugar y que sea un equipo equilibrado como hasta ahora”, apuntó como clave.

“Cada uno conoce a su equipo. Es una selección y por algo las selecciones tienen a su disposición doce jugadores más. Porque cada partido es exigente. Esto implica tener mucha solidaridad dentro del plantel y debemos hacer ver a los jugadores que hay muchas situaciones dentro del equipo. Tácticas, físicas, de lesiones. Algunas trascienden y otras no. Es labor del entrenador observar esos cambios que el aficionado no puede entender”, agregó en ese sentido.

Respecto a la posible alineación titular, el técnico argentino aseguró: “Se dice que el equipo que gana no cambia y hemos visto situaciones en la que esto no es así. Campeones mundiales que han cambiado sin motivo aparente. Se busca siempre dar un punto de equilibrio y el entrenador tiene el deseo de poder hacerlo”, puntualizó Pekerman, que reconoció la importancia que la hinchada puede ejercer sobre el choque.

“El público debe ser un factor muy importante para Brasil. Para nosotros será una buena prueba y espero que nos metamos pronto en el partido para desarrollar el juego que nos ha dado tantas satisfacciones”, dijo.

Pekerman no teme el arbitraje. “Respecto al arbitraje sólo quiero que tenga un buen trabajo sin influencia de ningún tipo. Colombia le gusta jugar al fútbol. En el fútbol puede haber errores de todos. Pero siempre en la buena fe y en la credibilidad”, dijo el seleccionador, que se mostró favorable a las celebraciones tan llamativas que realizan sus futbolistas al marcar.

“No me incomodan las celebraciones. Nada que ver. Me siento parte de todo el ambiente de Colombia y es una alegría sincera. Una forma de comunicarse en algo que es un gol. Lo hacen siempre. Tienen esa energía siempre con respeto al rival y al espectáculo. Es un abrazo. esa alegría no debe molestar a nadie, concluyó Pekerman.

Etiquetas