Tráfico | T 52° H 88%

Tenis

Kvitova luchará en la final por reconquistar Wimbledon

WUNI News
07/03/2014 11:46 AM
Actualizada: 07/03/2014 12:50 PM

Londres, 3 jul (EFE).- La checa Petra Kvitova, sexta cabeza de serie en Wimbledon, derrotó hoy a su compatriota Lucia Safarova (7-6(6) y 6-1, en una hora y 20 minutos) y estará en la final de un torneo que ya conquistó en 2011.

Kvitova, de 24 años, se medirá el sábado en la pista central del All England Club a la ganadora de la otra semifinal, que enfrenta a la canadiense Eugénie Bouchard, décima tercera favorita en Londres, y la rumana Simona Halep, tercera.

Por cuarto año consecutivo, ninguna de las dos ganadoras de los primeros dos grandes torneos del año, Australia y París, logrará un doblete en Wimbledon.

La rusa Maria Sharapova, vencedora en el último Roland Garros, cayó en este Wimbledon en los octavos de final ante la alemana Angelique Kerber, mientras que la china Na Li, ganadora en Melbourne, claudicó en tercera ronda frente a la checa Barbora Zahlavova.

Kvitova, que hace tres años derrotó en el último partido del torneo a la bielorrusa Victoria Azarenka, jugaba hoy por quinta vez unas semifinales de Grand Slam, una penúltima ronda que solo había superado hasta ahora en este mismo escenario, en 2011.

Frente a ella, opuso resistencia en el primer parcial la experimentada Safarova, de 27 años, curtida en las primeras rondas de 37 grandes torneos.

La semifinal de hoy fue para ella uno de los momentos álgidos de un currículum en el que destacan además los cuartos de final que disputó en Australia en 2007.

Consciente de la superioridad de su rival sobre el papel, Safarova optó por una táctica conservadora que le llevó a mantener el marcador equilibrado hasta el desempate del primer parcial.

La tenista número 23 del ránking de la WTA no hacía sufrir a Kvitova al servicio ni le atosigaba con bolsa imposibles, pero prácticamente no cometía errores y aprovechaba las flaquezas de su rival para mantenerla a raya.

Kvitova, consciente asimismo de los puntos fuertes de su juego, mantuvo al calma hasta un “tie break” en el que apostó por arriesgarse al servicio y ganó la envite.

Por detrás en el marcador, Safarova se derrumbó, y en apenas media hora, casi la mitad de lo que había durado el primer parcial, cedió el puesto en la final a su rival en un set que Kvitova cerró con un juego en blanco al saque.