Tráfico | T 75° H 82% | Powered by Yahoo! Weather

Latinoamérica

La FIFA escenifica en el Maracaná su división sobre las sanciones por racismo

WUNI News
07/03/2014 2:30 PM

Río de Janeiro, 3 jul (EFE).- La FIFA escenificó hoy en el estadio Maracaná la división de opiniones que suscita dentro del propio organismo la forma como se deben sancionar las actitudes racistas dentro del terreno de juego.

La presentación de las jornadas de lucha contra la discriminación, que se llevarán a cabo en los partidos de los cuartos de final, se convirtió en Río de Janeiro en la confirmación del desacuerdo entre la comisión de Disciplina y el Grupo de Trabajo contra el Racismo.

Así, mientras el presidente de la comisión Disciplinaria, Claudio Sulser, justificaba que no hubiesen sido sancionadas las Federaciones Mexicana y Croata por las actitudes de sus aficionados, el presidente de ese grupo de trabajo, el dirigente de la CONCACAF, Jeffrey Webb, consideró que, al contrario, es necesario enviar un mensaje contundente para que no se repitan.

Sulser justificó que no se sancionase a México, pese a que a sus aficionados gritasen “puto” cada sacaba de meta el arquero camerunés. “Puede que los aficionados mexicanos fuesen impertinentes y no lo apoyamos, pero llegamos a la conclusión de que no tenían como objetivo un jugador concreto. Fueron maleducados, pero por un aspecto subjetivo no se puede sancionar”.

Al contrario Webb manifestó claramente su oposición a este criterio. “Que se dirija a un jugador en concreto o a un equipo, para nosotros es lo mismo, es racismo”.

La misma opinión expresaron Cafú y Dwight Yorke, presentes como exjugadores. “Estoy a favor de los castigos severos. Nadie quiere escuchar este tipo de cánticos en la grada. Es una falta de educación y tiene que ser castigada. Y más en un Mundial”, dijo el excapitán brasileño.

“Para erradicar el racismo, el fútbol es clave, por lo que estoy de acuerdo en que hay que evitar este tipo de situaciones y debe haber castigos”, indicó Yorke.

Sobre los croatas, que exhibieron simbología nazi en la grada, el presidente de la comisión Disciplinaria dijo que fue difícil identificar a quién lo hizo y, por eso, tampoco hubo sanción alguna.

“En un Mundial hay espectadores de todas partes. Donde se exhibió esa bandera había también aficionados brasileños y, además, fue un hecho aislado. ¿Qué se puede hacer entonces, parar el partido?”, destacó.

Jeffrey Webb dijo que, para eso, es esencial que la FIFA apruebe la figura del oficial contra el racismo en los estadios, algo que propuso el pasado marzo, porque, en su opinión, podría elaborar un informe detallado de lo que ocurre en los estadios. “Pero se nos dijo que no se implantó por falta de tiempo. Espero que para los próximos torneos lo hagan”, indicó.

Etiquetas