Tráfico | T 40° H 55%

Mundo

La ONU denuncia tanto los ataques contra Israel como su “respuesta excesiva”

WUNI News
07/03/2014 9:31 AM

Viena, 3 jul (EFE).- La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, condenó hoy la reciente escalada de la violencia entre Israel y los territorios palestinos tras el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes y la muerte no esclarecida de un joven palestino esta semana.

“Desde el punto de vista de los derechos humanos, condeno con vehemencia estos ataques con misiles (desde la franja de Gaza a Israel) y, en especial, la respuesta excesiva de Israel”, señaló Pillay en declaraciones a la prensa en Viena.

“Estos niveles de respuesta son excesivos. Eso es lo que pasa cuando los Gobiernos no respetan el imperio de la ley, cuando los gobiernos mismos usan una excesiva forma de venganza”, dijo la alta comisionada en referencia a las autoridades de Israel y de Gaza.

“Hago un llamamiento a la protección de los civiles y a una investigación de estos incidentes, así como un fin a estos recíprocos actos de violencia”, manifestó Pillay.

Tras el disparo de numerosos misiles contra el sur de Israel, la aviación israelí ha bombardeado numeros objetivos en la franja controlada por el grupo integrista Hamás.

En cuanto a la muerte del joven palestino en Jerusalén, que podría haber sido víctima de una venganza por parte de extremistas israelíes, la comisionada exigió “investigaciones en lugar de denuncias inmediatas contra colonos (judíos)”.

La exjueza sudafricana, cuyo mandato expira en 2014 tras seis años en el cargo, se dirigió hoy al Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Preguntada por Irán, que negocia en Viena con la comunidad internacional sobre su controvertido programa nuclear, Pillay destacó que en ese país se siguen produciendo violaciones “muy graves” de los derechos humanos.

“Animo a aquellos que negocian con Irán a que tengan plenamente en cuenta la situación de los derechos humanos (en ese país). Necesitamos un compromiso por parte de Irán de que va a proteger los derechos humanos de sus ciudadanos”, concluyó Pillay.